Turismo: Ya basta de soñar

Ya basta de soñar…..que el turismo en el norte del Perú puede convertirse en el gran motor de desarrollo que necesita el país, más aún cuando el evento del Niño Costero y los problemas de dengue, han destruido o deteriorado una parte importante de la infraestructura disponible o han reducido notoriamente la demanda.

| 08 junio 2017 07:06 AM | Turismo | 1.6k Lecturas
Turismo: Ya basta de soñar
Turismo
1619

Ya basta de soñar…..que el turismo en el norte del Perú puede convertirse en el gran motor de desarrollo que necesita el país, más aún cuando el evento del Niño Costero y los problemas de dengue, han destruido o deteriorado una parte importante de la infraestructura disponible o han reducido notoriamente la demanda.

Seamos sinceros no tenemos toda la casa en condiciones de ser visitada. Por ello empecemos por precisar que hablar de turismo implica, de una parte, referirnos a un buen atractivo y a un paquete de servicios complejos que hacen del turismo una experiencia única, que sin duda demanda que varias condiciones sean satisfechas simultáneamente.

Considero que es momento que el Estado debe definir e implementar, junto con todos los agentes involucrados, programas cuyo objetivos se orienten a la mejora o consolidación del producto turístico, así como a creación de las condiciones necesarias para salir al mercado internacional por parte de las empresas que prestan algún producto turístico, todo esto nos debe conllevara una nueva segmentación de mercados.

Aprovechemos el impulso que puede dar la Reconstrucción con cambio que impulsa el gobierno, para junto con todas las partes involucradas buscar medidas concretas destinadas a la calidad y la competitividad que el sector requiere, pues hay que ser considerar que los consumidores del turismo son cada vez más exigentes y toda la actividad turística debe estar centrada en la completa satisfacción de sus usuarios.

No debemos perder de vista que el Perú requiere de un turismo competitivo, seguro y sostenible, de calidad global, que fomente y beneficie a la población nacional a través de la generación de trabajo y oportunidades de emprendimiento, a partir de un equilibrio entre los factores económicos, medioambientales y sociales. Se deberá buscar el desarrollo económico del destino peruano sin afectar sus valores sociales y conservando el entorno natural para el disfrute de futuras generaciones.

El contexto actual obliga a la definición de nichos de mercado que pueden funcionar por acción de sus ventajas competitivas y a promover la infraestructura turística que facilite la accesibilidad (conectividad) de los turistas y que ponga en valor los recursos, atractivos, productos y destinos turísticos con mejores estándares de calidad. Deberíamos tratar de articular el producto turístico existente con nuevos proyectos que diversifiquen la oferta actual.

Sin duda hace falta concertar políticas de promoción, inversión en infraestructura, formación y sensibilización para continuar por la senda del crecimiento que hemos estado impulsando. Tenemos un marco jurídico que fortalece la actividad y fomenta la inversión turística, apuntalando para que ese crecimiento sea exponencial y así podamos cumplir con las metas previstas. Por ello, es momento de promover el desarrollo de nuevos circuitos turísticos, en particular los vinculados al turismo histórico-cultural, turismo de naturaleza-aventura, turismo participativo y turismo gastronómico. El Estado debería invertir o concesionar la construcción de la infraestructura necesaria.

Además, apostemos por la investigación y desarrollo para ofrecer mejores productos, servicios y canales de distribución. Para esto no solamente es necesaria la capacitación técnica y articulada con el sector empresarial y productivo, sino el fortalecimiento teórico que permita obtener una visión amplia y crítica de nuestros propios recursos para poder transformarlos en nuevos mercados.

El turismo no solo debe ser un fin, sino una herramienta de desarrollo económico y social, un medio de educación y de identidad para los peruanos, un espacio de oportunidades para emprendedores, jóvenes y mujeres y un aliado eficaz para generar trabajo, oportunidades empresariales y de liderazgo propositivo.

Si hacemos bien las cosas estaremos en condiciones de convertir al Perú en un Destino Mundial de Turismo, desarrollando una infraestructura sostenible de primer nivel en base a circuitos turísticos y necesidades del público turista objetivo.

Eco. JOSE SOTO LAZO

jsoto2503@gmail.com

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



Fuente: > Elaboracion propia
José Soto Lazo

José Soto Lazo

Sobre Turismo

Soy Economista con 29 años de experiencia en turismo