El Perú un país con un mejor futuro

Los momentos que vivimos resultan cruciales para nuestro futuro como nación, porque han definido las características del peruano del mañana, solo hay que tomar las decisiones necesarias y ejecutarlas más allá de las dificultades que ellas impliquen.

| 04 julio 2018 10:07 AM | Turismo |4.8k Lecturas
El Perú un país con un mejor futuro 4811  

Todos hemos visto con sorpresa la situación experimentada por efecto del Mundial 2018, al cual regresamos después de 36 años, que parecen haber bastado para darnos cuenta que la fiesta mundialista había que vivirla al máximo. No importa sino pasamos a los octavos de la clasificación, porque sentirnos en el Mundial ha sido motivo suficiente para demostrar al mundo, que somos un país que puede unirse en torno a un objetivo y que podemos soñar todos juntos más allá de nuestros problemas y diferencias.

Lo ocurrido más que una anécdota histórica, es un acontecimiento que nos deja enseñanzas que debieran perdurar. En la vida hay ganadores y perdedores, pero lo que interesa es siempre competir, de manera solidaria, responsable y articulada, porque como sociedad si es posible integrarnos en un gran equipo.

Los momentos que vivimos resultan cruciales para nuestro futuro como nación, porque han definido las características del peruano del mañana, solo hay que tomar las decisiones necesarias y ejecutarlas más allá de las dificultades que ellas impliquen.

No debemos sumergimos en nuestros problemas y tampoco en discusiones justificadas o desproporcionadas, no podemos darnos el lujo de detenernos en situaciones del pasado, tenemos que mirar al mundo de modo diferente y encontrar respuestas porque es el presente donde estamos construyendo el futuro.

Las decisiones que se tomen luego de esta magnífica experiencia mundialista, a no dudarlo redundarán en el crecimiento y desarrollo de la sociedad peruana, no solo en el sentido económico, porque lo económico es una condición necesaria pero no suficiente para elevar el bienestar.

Sin duda, el Perú requiere de esfuerzos conjuntos y armónicos para lograr una economía sólida, que en un futuro nos pueda proporcionar una repartición equitativa de la riqueza, porque ahora los beneficiados son solo unos pocos, la gente más necesitada, que es la mayoría, sigue viviendo en la misma pobreza de hace muchas décadas.

Las circunstancias nos obligan a analizar el futuro, porque somos parte de los cambios extremadamente rápidos e interrelacionados, que nos afectan de una u otra forma. Por lo tanto, es importante decidir si nos enfocamos sobre el futuro o simplemente nos quedamos discutiendo el presente.

Esperemos que los problemas actuales no nos hagan perder de vista que el verdadero reto es lograr un crecimiento acelerado y sostenido pero de mejor calidad que el alcanzado hasta la fecha, por eso más allá de la coyuntura, requerimos tener una visión completa de desarrollo.

En mi opinión, el conocimiento del pasado, presente y futuro suministra una visión amplia y enriquecida de la vida, ya que vivir solo en el pasado si bien nos facilita elementos valiosos, obstaculiza nuestro raciocinio, dado que nos proporciona una visión incompleta y parcial de los acontecimientos.

La Prospectiva es una forma de planeación de nuestra vida personal y profesional y tiene la posibilidad de crear nuestras fantasías y volverlas futuros posibles conciliando las situaciones reales. Es la manera cómo se estudia, clasifican y procesan nuestros proyectos, sueños, esperanzas y temores que guían nuestra actividad presente y lo convierten en imágenes para el estudio del futuro, por eso es fundamental para el estudio de los problemas político-sociales de la actualidad.

Entendamos que una de las tareas fundamentales de la prospectiva es hacer reflexionar a la gente sobre el futuro que realmente quiere y puede lograr. El propósito es que la gente recapacite y ayude a clarificar sus ideas sobre el porvenir, para que con ello se pueda mejorar la calidad de las decisiones que impactarán en ese mañana.

Sería mejor si se asumiera que el nuevo reto es lograr un crecimiento acelerado y sostenido pero de mejor calidad que el alcanzado hasta la fecha. Tener una visión más completa del desarrollo quizás ayudaría a responder a que nos hace falta, pero además da una mejor idea de la magnitud del desafío, lo cierto es que lo faltante que se observa en cada uno de los sectores económicos no se va a ir cerrando automáticamente conforme el país crezca.

Para cerrar las múltiples brechas que nos separan del desarrollo se requiere un esfuerzo consciente y organizado. Esto involucra realizar reformas en áreas fundamentales del funcionamiento de la economía y la sociedad. Finalmente, comprendamos que una nación desarrollada debe ser entendida como un país en el cual todos los ciudadanos y emprendimientos cuenten con las condiciones y oportunidades necesarias para competir y aprovechar su potencial.

Autor: Eco. JOSÉ SOTO LAZO

jsoto2503@gmail.com

Loading...



Fuente: > JHSL
José Soto Lazo

José Soto Lazo

Sobre Turismo

Soy Economista con 30 años de experiencia en turismo

José Soto Lazo ha escrito 25 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.