Paraderos eficientes

Desde lo alto del zanjón uno puede imaginar que se trata de “instalaciones” que contaran con amplios espacios para que los pasajeros fluyan por ellas. Estructuras de metal y vidrio montadas sobre plataformas de concreto al nivel del piso interior de los futuros ómnibus para que el desplazamiento de entrada y salida sea seguro.

Por Diario La Primera | 17 nov 2009 |    
Paraderos eficientes
Algunas recomendaciones para El Metropolitano (I).

Puertas automáticas, garitas de acceso controlado, sistemas de información y seguridad, Ventilación, visibilidad e iluminación. Para que estas estructuras no colapsen hay que desarrollar un sistema de frecuencias flexibles de ómnibus que atiendan los distintos picos de demanda que se presentarán a lo largo del día. Si los paraderos se llenan de público a la espera de los vehículos y éstos demoran, la eficiencia deseada de estos módulos disminuirá. El público plasmará sus quejas en protestas y maltrato de la infraestructura.

Es importante que el centro de control del sistema articule el trabajo con el concurso de tecnología y la cooperación de la ciudadanía que se integre de manera óptima, ómnibus en operación, intensidad de demanda en paraderos y estaciones, cruceros a nivel en los que ómnibus, peatones y vehículos se encuentren y el “impacto de superficie” que se generará cuando volúmenes inusuales de peatones salga de las estaciones y emerjan en los puentes sobre el zanjón y otras intersecciones de la ciudad.

Esto último es importantísimo, considerando que las intervenciones urbanas en los alrededores de los nuevos paraderos no se ven aún. Si las veredas y cruceros peatonales continúan con las mismas dimensiones y condiciones de uso en los que están actualmente, es muy probable que estemos en la antesala de un nuevo problema.

Rafael García Melgar
Colaborador

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.