El ojo de Facebook

Tener una nueva vida en Internet no es difícil en Facebook. Sólo es necesario un correo electrónico para registrarse y construir una personalidad con fotos, vídeos, y todo lo que quiera decir sobre usted. Sólo los amigos que acepte podrán ver sus imágenes y comentarlas, y entre otras cosas, le enviarán mensajes o regalos virtuales.

Por Diario La Primera | 30 diciembre 2008 |  918 
El ojo de Facebook
Aparentemente un programa inocente, pero Facebook es hoy por hoy una herramienta de espionaje.
918  

Para algunos, lo mejor es que se puede leer lo que hacen los otros durante el día: J Antonio Navarro con la garganta a punto de colapsar. Julissa Vargas se ha hecho fan del gato con botas. Ricardo Hinojosa ha comentado la foto de Francine Cabrera. Es un sitio web que no necesita pagar una planilla para generar un contenido más entretenido que cualquier noticia: el chisme.

Toda esa información sobre nuestras costumbres y preferencias es analizada por las compañías que compran espacios de publicidad de acuerdo a los perfiles de los usuarios. Es decir, saben si eres hincha del Alianza Lima, o prefieres la lucha libre, o te mueres por ir a un concierto de Juan Gabriel. Se calcula que Facebook vale más de US$ 15 mil millones: eso significa 200 millones de personalidades navegando e interactuando en el ciberespacio. Una fuente de datos inagotable para cualquier empresa que la necesite.

¿Alguien nos observa?
En 2004, Mark Zuckerberg necesitaba dinero para financiar el crecimiento de la comunidad virtual que había desarrollado mientras estudiaba en la Universidad de Harvard. Peter Thiel, simpatizante de Thatcher, Reagan y la ultraderecha, fue el mecenas que invirtió US$ 500 mil. Thiel también cree que la inteligencia artificial y la ingeniería genética son las claves del futuro. A ellos se unió Jim Breyer de Accel Partners, supermercados Wal Mart y la Marvel, con US$ 12.7 millones en 2005. El periodista inglés Tom Hodgkinson, del The Guardian -que ha investigado el fenómeno Facebook- asegura que Greylock Venture Capital, una compañía que invirtió 27.5 millones en el sitio, tiene como asesor consultivo a Howard Cox, quien también está en el directorio de In-Q-Tel (www.iqt.org), una empresa dedicada a generar tecnología para la Central de Inteligencia de Estados Unidos - CIA. Es una base de datos demasiado extensa como para que el espionaje no esté entusiasmado. Para incrementar el misterio, las políticas de privacidad del sitio son ambiguas: “no garantizamos que el Contenido de Usuario que publiques en el Sitio no será visualizado por personas no autorizadas”; “consientes que tus datos personales sean transferidos y procesados en los Estados Unidos”; “incluso hasta después del borrado, copias del Contenido de Usuario pueden permanecer visibles en páginas en caché o archivadas”.

Cuando Zuckerberg estudiaba en Harvard creó un sistema para que los internos pudieran colgar fotos de sus dormitorios y calificarlas. El sistema sólo duró cuatro horas antes de ser suprimido por la universidad. Tal vez, allí aprendió el valor de la información. Tal vez, desde ese momento supo que la única forma de que nadie le prohibiera algo era aliándose con el poder y el dinero. Sonría, Mark Zuckerberg y la CIA lo están observando.
Referencia
Propia

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario