Sueños que encantan

Esos encantadores sueños sexuales, llamados científicamente placer onírico, no son simples quimeras, definitivamente es un fenómeno que según Kinsey lo experimentan casi el 100% de hombres y el 70% de mujeres. Es decir, el placer a través de los sueños recae en todos. Bienvenidos sean los juegos eróticos en la casa de Morfeo.

Por La Primera Digital | 28 agosto 2008 | Whatsapp
Sueños que encantan
El placer onírico es un fenómeno que se puede presentar a lo largo de la vida y de manera constante.

No hay duda que el sueño es inherente al ser humano, su estado anímico, así como su bienestar físico y emocional dependen del dormir, aunque esta actividad no necesariamente signifique soñar.

Se sabe que luego de poner la cabeza en la almohada, el organismo reacciona pasados los 90 minutos, la presión arterial, el pulso y la respiración se hacen irregulares; el oído se pone alerta y los ojos se mueven bajo los párpados de un lado a otro. Este instante llamado fase MOR (movimiento ocular rápido) es cuando la persona duerme y sueña a la vez. En la fase MOR del sueño el cerebro está tan activo como el de una persona despierta.

Estudiosos como Freud afirmaron que los sueños permiten a las personas expresar sus pasiones ocultas, sus más afiebrados deseos guardados bajo siete llaves o esos prohibidos anhelos sexuales que se ocultan en el clóset o bajo las sábanas. Aunque queda claro que el hecho de tener algún deseo refrenado, no significa que uno vaya a convertirlo en realidad.

Los sueños húmedos permiten conocer y desprenderse de esos deseos ocultos y más, aunque muchos no se atrevan a aceptar el hecho de que puedan ser actores de algún sueño de placer.

De hecho se sabe que al experimentar esos encantadores sueños sexuales casi el 80% de hombres disfrutaron de una sensación orgásmica, mientras que tan sólo un 37% de mujeres se deleitaron con la misma gratitud. La considerable diferencia puede radicar en los parámetros sociales y culturales que existen entre ambos géneros.

Pero los sueños eróticos guardan mitos equivocadamente difundidos, sobre todo en relación a la edad de quienes experimentan placeres oníricos. Se cree que son los adolescentes quienes tienen mayor fortuna de experimentar ese grato placer, sin embargo se han detectado personas que superan los 80 años con erecciones o lubricación vaginal intensa durante el sueño. En resumen, las poluciones nocturnas se presentan a lo largo de toda la vida, por lo cual no dude y disfrute cada vez que Morfeo lo invite a una fiesta de placer.

Deje un comentario

Espere...