Sobrepeso: los riesgos ocultos

Cuando se habla de las consecuencias de la obesidad y el sobrepeso, todos solemos considerar el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, hipertensión, diabetes tipo 2, colesterol alto en sangre e incluso una mayor incidencia de cáncer y enfermedades del metabolismo. Sin embargo, el sobrepeso también tiene consecuencias para la psiquis de las personas que lo padecen. Dichas consecuencias no deben ser pasadas por alto.

| 23 setiembre 2016 11:09 PM | Salud | 6.7k Lecturas
Sobrepeso: los riesgos ocultos
Tenga cuidado con el sobrepeso

Más datos

Fuentes: http://www.enplenitud.com/consecuencias psicologicas de la obesidad.html http://www.adelgazar.net/n07114 impacto psicologico sobrepeso.htm
6780

Padecimientos psicológicos

Las personas con sobrepeso muchas veces sufren de baja autoestima. Esto termina acarreando diversos trastornos psicológicos como depresión, ansiedad o fobia social (deseo de aislarse de las demás personas). Sienten vergüenza e impotencia frente a su cuerpo, y es difícil que pidan ayuda profesional, así como que sostengan en el tiempo un tratamiento efectivo. Dichos trastornos son más comunes cuando la obesidad comienza en la infancia o en la adolescencia, ya que entonces se crece con una imagen distorsionada del propio cuerpo y la creencia de ser menos valioso que sus pares, reforzado en ocasiones por las críticas de la propia familia, que no sabe ayudarlos a abordar el problema.

Consecuencias sociales

Claro que todos estos trastornos psicológicos se apoyan en la discriminación que sufren en la sociedad las personas con sobrepeso. Con frecuencia marco de bromas y burlas, se tiende a asociar obesidad con holgazanería o dejadez, ignorando que hay muchísimos factores (incluyendo la genética) que pueden hacer que una persona padezca sobrepeso. Y por supuesto, no ayuda que los medios de comunicación exalten la delgadez, equiparándola con la belleza.

Estos efectos nocivos de la obesidad son más notorios en las mujeres que en los hombres: la mirada crítica y las presiones sociales para verse bonitas y delgadas es mucho más fuerte en ellas. Muchas veces terminan recurriendo a consumo de sustancias nocivas o a dietas insalubres que pueden provocar un trastorno alimenticio, como la bulimia y la anorexia, producto en gran parte de todas estas presiones externas tanto como de su propia autoestima degradada.

Un mundo hecho para los delgados

Las personas con sobrepeso se encuentran con dificultades adicionales en diferentes ámbitos: desde los problemas para conseguir ropa de su talla hasta, en casos extremos, sentirse discriminados en medios de transporte o lugares públicos (ascensores, butacas de cine, etc.) por no poder adaptarse a sus dimensiones.

Diversos estudios encontraron que los adolescentes con sobrepeso suelen obtener menores calificaciones en la escuela, producto de la desmotivación y los sentimientos de frustración que muchas veces acompañan a la condición. Y en la adultez, sufren discriminación laboral y menores pagas por su trabajo. También tienen mayores dificultades para acceder a puestos jerárquicos y tareas de mayor responsabilidad.

¿Qué hacer frente a un panorama tan desolador? Como persona que sufre de obesidad, encontrar un incentivo para luchar contra este trastorno de salud y pedir ayuda. Como padres, ayudar a nuestros hijos a desarrollar hábitos de ejercicio y alimentación saludable. Y como sociedad, trabajar por la integración de las personas con obesidad y la no discriminación.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital