Mala absorción intestinal

Para aprovechar los alimentos, el cuerpo debe primero digerirlos y luego hacerlos pasar desde la luz intestinal hasta la sangre. La mala absorción de nutrientes interfiere en alguno de estos procesos, impidiendo el aprovechamiento adecuado de los alimentos. Esto puede deberse a alteraciones en el tracto intestinal, el hígado o el páncreas, afectando a las personas que la padecen. Este problema también está relacionado a la deficiencia de enzimas intestinales, a las malas digestiones provocadas por enfermedades del páncreas (como la fibrosis quística), vesícula biliar o hígado. La diarrea, debilidad, pérdida de peso, los gases y molestias abdominales difusas y una ligera anemia, son síntomas de la mala absorción intestinal. Si presenta estas sintomatologías, evite los aceites minerales, los laxantes, el consumo de alcohol y consulte con un médico para establecer el origen de este problema.

Por Diario La Primera | 30 jul 2008 |    
Mala absorción intestinal
Ante cualquier síntoma acuda a un médico.
Mortal sin un tratamiento

 


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.