Genes que evitan el cáncer

Nuestra lógica podría decir que si un ser es más grande, la cantidad de células que posee es mayor, lo que haría mayor la probabilidad de algunas células se conviertan en cancerosas, por suerte para los elefantes esto no se cumple, la conocemos como “paradoja de Peto” que aparece retando a la lógica.

En 1975 el epidemiólogo británico Richard Peto investigó la causa de muerte de diferentes especies, para su sorpresa descubrió que la frecuencia de cáncer disminuía mientras más grande era el animal, en otras palabras, a mayor número de células menor riesgo de tener cáncer.

Por Valeria Chuquimez | 18 set 2018 |    
Genes que evitan el cáncer

QUIZÁ SE EQUIVOCÓ

En nuestros días, los científicos de la Universidad de Chicago, en conjunto con los de Utah han demostrado este curioso hecho estudiando los genes del elefante, uno de los animales más grandes en el planeta, que tiene cien veces más células que los humanos. Estos curiosos animales tienen una esperanza de vida de 70 años y casi nunca padecen de cáncer.

¿LA RAZÓN?

La investigación fue publicada en la revista Cell, los elefantes cuentan con unos genes especiales que reparan el daño celular, eliminando las células que mutan y se convierten en cancerígenas, de esta manera ya no se desarrolla un tumor maligno.

Este gen supresor tumoral se llama p53, se encarga de detectar y reparar células dañadas, los elefantes cuentan con 20 copias que los ayudan a no desarrollar el cáncer de manera tan espontaneada comparada con los humanos, que solo tenemos una copia de este gen.

MÁS Y MÁS GENES

Por otro lado, el gen p53 activa también un pseudo - gen que inhibe la leucemia llamado LIF6, su función es eliminar las células que estén afectadas. El genoma de los elefante tiene entra 7 y 11 copias de LIF6, lo que les da otra gran ventaja contra el cáncer.

Los investigadores los bautizaron como “genes zombi” ya que estos pseudo - genes habían desaparecido en algún momento de la evolución, es decir dejaron de expresarse, pero’ ‘renacieron’ con la función de aniquilar a las células cancerígenas. Aunque ahora se encuentran en mayor cantidad en los genes de los elefantes y los ayuda a tener una gran resistencia al cáncer ya que repara el daño celular, este sería uno de los factores para su alta esperanza de vida.

La Primera

¿CÓMO SE DESARROLLA EL CÁNCER?

Las células cancerígenas se pueden desarrollar en casi cualquier tejido y órgano del cuerpo ya que solo se necesita de una falla en el ADN para que se dé lugar a una mutación, una vez que la célula ya ha mutado, es considerada cancerígena, es incapaz de cumplir con sus funciones y cambia morfológicamente. Lamentablemente se multiplican rápidamente y al aglomerarse con un grupo de células también mutadas se forman los tumores malignos que pueden crecer con gran facilidad hasta bloquear completamente al órgano que afecten y en muchos casos pueden esparcirse a otros tejidos.


    Valeria Chuquimez

    Valeria Chuquimez

    Redactora de contenidos
    Valeria Chuquimez comparte 35 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.