Cuide a su bebe del rotavirus

El rotavirus es un virus sumamente infeccioso que causa gastroenteritis. Si ataca a un recién nacido, incluso hasta los 5 años, sus consecuencias pueden ser mortales. Se sabe que en el Perú más de 1600 infantes han muerto por causas del rotavirus en el último año. La vacuna es el mejor mecanismo de prevención.

Por Diario La Primera | 28 enero 2009 |  1.9k 
Cuide a su bebe del rotavirus 1953  

La enfermedad del rotavirus ataca al organismo sin advertencia, amenazando seriamente la salud de los menores de edad y sobre todo de los lactantes. Se considera que todo infante, antes que cumpla su primer lustro de vida habrá sido afectado en grado mayor o menor por dicha enfermedad.

Los primeros síntomas de la gastroenteritis causados por el rotavirus son vómitos, fiebre, dolor abdominal y diarrea constante. Se tienen registrados caso crónicos donde la presencia de vómitos o diarrea pueden llegar a presentar hasta 20 episodios por día e incluso durar de 3 a 9 días.

Estos síntomas pueden ocasionar una pérdida peligrosa de líquidos corporales, poniendo al afectado en serio riesgo de deshidratación y amenazar incluso la vida sobre todo del neonato.

Existen otros signos de alarma ante los cuales hay que estar vigilantes como el cansancio, debilidad, incapacidad para beber, respiración profunda, ausencia de lágrimas con el llanto y extremidades frías. Si el menor presenta estos signos, son señales inequívocas de deshidratación severa.

Prevención
Si un lactante desarrolla un caso severo de gastroenteritis por rotavirus, el número de vómitos o frecuencias de diarrea pueden hacer que sea muy difícil mantener una cantidad adecuada de líquidos. Si esto acontece es necesario hospitalizar al paciente para evitar una mayor deshidratación que ponga en peligro su vida.

La infección por rotavirus es muy contagiosa. Un niño enfermo puede diseminar billones de partículas de rotavirus, y basta tan solo un pequeño contacto para que un niño sano se contagie.

El virus puede sobrevivir en el medio ambiente, juguetes o diversas superficies de la casa durante semanas.

La mayoría de infecciones se dan a través del contacto de mano a boca después de tocar una superficie contaminada. Lamentablemente, lavarse las manos y mantener la casa limpia no es suficiente para mantener al infante protegido contra dicho virus, razón por la cual más del 95% de niños entre los 3 y 5 años son infectados.

La mejor forma de prevenir el desarrollo del virus en el organismo es vacunando al recién nacido a tiempo. Tres dosis de la vacuna contra el rotavirus a los 2, 4 y 6 meses, evitarán que el menor sufra las consecuencias de dicha infección.
Referencia
Propia

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
Loading...

Deje un comentario