Ventanilla se ahoga en aguas servidas

En 15 días de descarga continua de aguas servidas, se han recibido alrededor de 27 millones de metros cúbicos de auténtica porquería que además de contaminar, afectan a la población.

| 29 marzo 2008 12:03 AM | Regionales | 1.3k Lecturas
Ventanilla se ahoga en aguas servidas
Contaminación sigue poniendo en riesgo salud de población.

Más datos

SEDAPAL 

Sedapal afirma que está “estudiando” el problema, mientras la desgracia aumenta. La alternativa pasa por cerrar el colector y realizar las inversiones para concluirlo, de manera que las aguas sean tratadas antes de ser arrojadas y que los tubos se internen mar adentro.
1352

Los privatistas están de plácemes. La bárbara decisión de los directivos de Sedapal de poner en funcionamiento el emisor de Ventanilla cuando aún no estaba en capacidad operativa, luego del colapso del de San Miguel, no sólo equivale a la ­aplicación del viejo dicho de que se debe desvestir un santo para vestir otro, sino de algo mucho más grave. Una inmensa masa de aguas pútridas está afectando en estos momentos un área marina de más de 300 metros de diámetro desde el punto de emisión y comprometiendo la salud de decenas de miles de personas. Y lo hace a una velocidad geométrica, Es decir, cada día que pasa se extiende la sopa inmunda, aumenta el deterioro ambiental y aparecen más amenazas para la gente: ratas, insectos, daños pulmonares, etc.

La Marina de Guerra se ha declarado en emergencia y está tratando de luchar contra la amenaza usando sus embarcaciones de bombeo, pero no van a poder contra el huaico negro que se desarrolla sin pausa. Pero los buitres de la privatización ya están diciendo que estos problemas no ­existirían si Sedapal estuviera bajo propiedad privada, porque seguramente los inversionistas extranjeros tendrían ­una billetera bien grande para adelantarse a todas las dificultades. Además, dicen, habrían ONG ambientalistas haciendo vigilancia de la trasnacional encargada del servicio. Obviamente la brutalidad no es un patrimonio ni privado, ni público, y se cometen barbaridades como dejar sin teléfonos al país durante las horas siguientes a un grave terremoto, por parte de operadores privados, como se hace lo que acaba de hacer Sedapal bajo administración aprista en Ventanilla.

Emergencia
Pero de lo que estamos hablando es de un asunto de vida o muerte que tiene que ser encarado por el gobierno central y regional, los municipios y la empresa pública responsable. Son 21 metros cúbicos de agua contaminada cada segundo, es decir un río que está fluyendo en dirección a la bahía, generando una insoportable pestilencia. En opinión de los expertos, lo que ha ocurrido es un crimen ecológico que debería llevar a la cárcel a los autores y a la renuncia al ministro de Vivienda. Por lo menos.

Raúl Wiener
Unidad de Investigación


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD