Sobrevivientes abandonados

Vivieron en carne propia la violencia política de los años 80. Lograron sobrevivir a las torturas, desapariciones, asesinatos y violaciones sexuales. Sin embargo, ahora son victimas del olvido estatal. Y de esa indeferencia no se salvan, cuatro pobladores de las comunidades Totos y Parcco, en Ayacucho, quienes perdieron a sus familiares exigen al Estado ser atendidos en Justicia y Reparación. Reclamo que viene en el marco de conmemorarse el V Aniversario de la Entrega del Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación.

Por Diario La Primera | 21 ago 2008 |    
Sobrevivientes abandonados
Salieron de sus pueblos para exigir justicia en Lima. Ver la muerte no se olvida…
No los mató el terrorismo, pero sí se llevó a sus familias. Ahora están en Lima exigiendo que los escuchen.

Más datos

DETALLE

Los pobladores llegaron a la capital y ayer hicieron público su reiterado pedido al Ejecutivo de exhumar las fosas, para encontrar a todas las personas desaparecidas. Además, exigen indemnización individual.

Saturnina Enciso García (56), quien perdió a cinco de sus familiares –entre ellos sus padres- aún tiene vivo en su memoria cuando los militares irrumpieron en la vivienda y se llevaron a su esposo. Lo mataron y después lo quemaron en la plaza central de Totos, no sin antes pasear sus restos por toda la ciudad.

“Caminaba por las calles llorando, distraída y la única ayuda que recibí fue de las hermanas de la iglesia”, cuenta Fausta Pariona (50), quien quedó viuda entonces y con tres menores hijos.

Pariona recuerda que militares, al mando de Jesús Sosa, ingresaron a su vivienda, secuestraron a su cónyuge y asaltaron su tienda. “Incineraban los cuerpos en la fosas y las extremidades se las daban a los perros”, sostuvo.

Al igual que ellos, Paulino Sucso Huamaní e Irene Ramírez Buitrón piden al gobierno cumpla con la indemnización colectiva.

Wilder Mayo
Redacción


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.