Por el quechua y el aymara

Escuchar a la actriz de “La teta asustada”, Magaly Solier, dar su discurso en quechua ante el imponente escenario del Festival de Berlín hinchó el pecho de los peruanos. Pero la mayoría no entendimos ni una palabra. Y esta semana, la Unesco echó sal a la herida, con un informe que revela que el quechua y el aymara están en proceso de extinción. Agonizan por falta de amor de los propios peruanos, con el Estado a la cabeza. Triste realidad que duele.

Por Diario La Primera | 22 feb 2009 |    
Por el quechua y el aymara
Oda a las lenguas aborígenes, con música y canto.
Tras revelación de la Unesco, de que corren el riesgo de desaparecer, demandan defender nuestros idiomas ancestrales. El Estado debe actuar.

Más datos

DETALLE

La Unesco publicará una versión impresa del Atlas, que presentó virtualmente, en los próximos meses. Como para dejar huella del descuido nacional.

Pero esa suerte de maltrato hacia uno mismo no es exclusividad de los peruanos. Son muchos los idiomas en situación crítica, en proceso de extinción, en todo el mundo. El quechua y el aymara forman parte de este grupo de idiomas que según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) están bajo amenaza de desaparecer. Alfabetizar es bueno, el gobierno refuerza esta misión y el presidente Alan García reitera, cada vez que puede, que su sueño es acabar con el analfabetismo. Y mientras tanto, las lenguas peruanas siguen desnutriéndose ante el avance de la modernidad, de ese manto multicultural que le dicen globalización y de una secular discriminación que amedrenta e inhibe a los quechuablantes.

Tras revelarse el informe de Unesco, las reacciones no se hicieron esperar. En el Congreso, la parlamentaria quechua María Sumire, junto a representantes de gremios del interior, acusaron al Congreso de ser uno de los culpables del proceso de extinción, ya que hace dos años se presentó el proyecto de ley para la “Preservación y Uso de las Lenguas Originarias”, que hasta la fecha -se encuentra bajo análisis.

La exclusión no los mató
“Nosotros somos los pueblos originarios y todavía estamos vivos, a pesar de la exclusión. Si ahora se aprueba el proyecto de ley haremos que el estudio del quechua, el aymara o alguna de las demás lenguas aborígenes, sea obligatorio en los colegios y universidades, pues no estaría mal seguir los pasos de Paraguay”, aseguró la congresista, en declaraciones a LA PRIMERA. Además, denunció que no existe una política inclusiva con los pueblos originarios, ya que el Estado es el principal agente de discriminación y por eso se destruye la unidad nacional. Y una de las consecuencias es el fin de las lenguas originarias.

La congresista Sumire manifestó que, si bien es cierto que el aymara y el quechua son lenguas oficiales desde 1974, no basta con ello para que estas lenguas junto a las otras 62 que se hablan en el país sobrevivan, como lo han venido haciendo. No por el título de “oficiales” se les va a salvar. Lo que debe hacerse es difundir estas lenguas, revalorarlas y contagiar el amor a lo nuestro a nuevas generaciones.

Al respecto, el director de la academia Quechua Yachay Wasi, Demetrio Túpac Yupanqui, sostuvo que, es verdad, todos los idiomas nacen, crecen, tienen “hijitos” y se mueren. Así de ilustrativo. “Pero sería lamentable que eso ocurra con el quechua. Por ello apoyo el proyecto de ley que la congresista Sumire hace dos años presentó al Congreso y espero que muy pronto se ejecute. Pero parece que ni este gobierno ni los demás harán algo por el quechua”, acotó.

Para el presidente de la Academia Peruana de la Lengua, Marcos Martos, estas lenguas han sobrevivido a varios siglos de marginación. Sostuvo que todo depende de la voluntad de la población y de una gran ayuda del Estado para que renazca, ya que no sirve de nada oficializar una lengua si es que la defensa no implica gastos y costos de parte del gobierno.

El Estado debe actuar, pero la responsabilidad es compartida con el país, especialmente quienes hubiéramos entendido en ese momento qué dijo Magaly Solier entre lágrimas, con dulzura andina, ante el mundo, cuando recibió el “Oso de Oro”.

Tanira Hidalgo
Redacción

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.