Policía acusado de robo desató la violencia

La presunta participación de un policía de la comisaría de Yaután, en la provincia de Casma (Áncash), en el robo de 40 mil 300 soles al tesorero de la comunidad de Calpoc, desencadenó la ola de violencia y la muerte de una comunera en esta zona del país. Al parecer, los comuneros intentaron tomar la justicia por sus propias manos, ya que la Policía de Yaután no realizaba las investigaciones.

Por Diario La Primera | 28 ene 2009 |    
Policía acusado de robo desató la violencia
La paz volvió, pero dejó víctima.

Más datos

HERIDOS

Los campesinos Felipe Llanto Solís y Fermín Méndez Méndez resultaron heridos con impactos de perdigones, mientras que el policía Augusto Puelles también quedó afectado a causa de un golpe con una piedra en la cabeza.

Ante la inacción, tomaron como rehén al suboficial involucrado en el robo, Rivera Zapata, quien escapó tras la intervención de un contingente policial. Julio Romero Correa, gobernador regional de Áncash, informó al corresponsal de LA PRIMERA, Esteban Lázaro, que la muerte de la comunera -Lidia Huertas Mendoza (25)- se produjo en medio de un enfrentamiento entre policías y comuneros, tras lo cual la comunidad retuvo por horas a otros dos efectivos policiales, liberados a cambio que los policías de la comisaría de Yaután sean removidos, se acelere la investigación del robo y se investigue la muerte de la campesina.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.