“PNP viola derechos humanos de nativos”

Para los representantes de la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh) y la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana. (Aidesep) la detención de 25 líderes de las comunidades nativas de Madre de Dios, producida tras los incidentes registrados en dicha región durante el Paro Nacional, fue injustificada y arbitraria, y demuestra que el Gobierno mantiene la voluntad política de criminalizar la protesta social.

Por Diario La Primera | 12 jul 2008 |    
Organizaciones condenan violenta represión a nativos.
Aprodeh y organismos defensores de nativos cuestionan detención de dirigentes en Madre de Dios. Preparan denuncias contra Estado.

Más datos

ANTECEDENTE

El presidente de la CNA, Antolín Huáscar Flores, recordó que la infiltración de instigadores también se produjo durante el paro agrario del 18 de febrero pasado, durante el cual cuatro campesinos fallecieron. Cuestionó que las muertes hayan quedado impunes y señaló que también afronta cuatro denuncias por estos hechos.

En ese sentido, Wilfredo Ardito Vega, responsable del Área de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Aprodeh, cuestionó que el Gobierno emplee un doble método para solucionar el conflicto social desatado en la selva. Explicó que por un lado envían una comisión de alto nivel para negociar -encabezada por el ministro de Ambiente Antonio Brack- y por otro impulsan una “represión indiscriminada” contra los dirigentes nativos, demostrada en su retención.

“No detuvieron a los vándalos que ocasionaron los incidentes violentos en el Paro Nacional, sino a los dirigentes que estaban en esos momentos en la gobernación departamental firmando un acta. Pedimos una investigación de cómo sucedieron realmente los hechos porque hemos recibido denuncias acerca de que serían personas ajenas a las comunidades las que provocaron los incidentes. Los nativos no son salvajes”, enfatizó Ardito.

Alistan denuncias
Por su parte, Roberto Guimaraes, secretario general de Aidesep, adelantó que evalúan interponer acciones legales contra el Estado peruano, por considerar que los derechos humanos de sus agremiados fueron vulnerados al apresarlos sin demostrar su culpabilidad. Afirmó que estos fueron obligados a firmar documentos, mediante los cuales se autoinculpaban de los hechos violentos producidos el miércoles pasado, pese a que ellos no hablan el idioma español.

El dirigente consideró que los más de 28 años de existencia y accionar pacífico que ostenta su organización y los convenios vigentes que mantienen actualmente con los ministerios de Educación y Salud demuestran que a los nativos no se les puede calificar de violentos ni extremistas.

De esa demanda también participarán la Confederación Nacional Agraria (CNA), la Confederación Campesina del Perú (CCP) y la Confederación Nacional de Comunidades Afectadas por la Minería (Conacami), entre otras organizaciones no gubernamentales.

Seguirán su lucha
“Los dirigentes regresaban después de la marcha pacífica y han sido retenidos ilegalmente, golpeados y hasta heridos de bala. Lamentablemente el gobierno lejos de solucionar nuestras demandas nos amenaza. Seguiremos luchando para derogar los decretos que ponen en riesgo los territorios y derechos de las comunidades nativas”, puntualizó Guimaraes.

Como se recuerda, 26 dirigentes de la Federación Nativa del Río Madre de Dios y Afluentes (Frenamad) fueron detenidos el jueves pasado al ser acusados de encabezar los disturbios generados en la región durante el Paro Nacional. Sin embargo, para las organizaciones citadas existen indicios de infiltración de personas ajenas a las comunidades.

Gerardo Pacheco T.
Redacción


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.