“Pensamos que ya no volveríamos a la vida”

Fueron 38 horas de terror en que sintieron que la vida acabaría para ellos, tras quedar enterrados en una mina por la caída de un huaico. Los mineros que fueron salvados la noche del sábado, de un socavón de la mina Chucanaqui, en el distrito de Ranrailca, Yungay, fueron dados de alta del hospital Víctor Ramos Guardia, de Huaraz. Recuperados, contaron a LA PRIMERA lo que significó esta prueba en sus vidas.

| 14 abril 2008 12:04 AM | Regionales | 441 Lecturas
Los obreros cuentan la experiencia vivida a LA PRIMERA, tras recuperarse en el hospital.
Luego de rescate, mineros cuentan pesadilla de pasar horas enterrados, tras un huaico.

Más datos

DATO

Lo que salvó a los mineros es que, momentos antes del derrumbe, activaron el sistema de oxigenación que les permitió respirar durante las horas que estuvieron encerrados. De lo contrario la historia hoy hubiera sido otra.
441

El médico de guardia, Franz Loza, señaló que los mineros presentaban un estado de salud estable. Al salir del nosocomio, los siete obreros revelaron que cuando se cerró la puerta del socavón por deslizamiento del cerro se cortó el fluido eléctrico con que cuenta dicha mina artesanal, quedaron en la oscuridad sin darse cuenta si estaban de día o noche hasta que los rescatistas hicieron posible el retorno al exterior, pasadas las 10 de la noche del sábado.

“Fue muy triste, pensamos en un momento que nunca más volveríamos a la vida. Ya se nos agotaba el oxígeno, un día más y seguro moríamos porque no había qué comer, ni agua para calmar la sed. Pensábamos que nuestras familias quedaban de duelo, abandonadas. El socavón es de 200 metros adentro, es un milagro que estemos bien”, refiere agobiado Manuel Calvo Giraldo.

“La mina en la que trabajamos explota carbón, que es trasladado a distintos puntos del país para su uso como combustible. El empresario nos da trabajo, que es escaso conseguir, por eso queremos recuperarnos para volver a nuestro trabajo y mantener a nuestras familias”, dijo Manuel Solís Sosa, otro de los rescatados.

Por su parte los familiares expresaron su felicidad al ver sanos y salvos a sus parientes. El jefe de la Décimo Tercera Dirección Territorial de la Policía Nacional en Áncash, general PNP Daymon Rosado, dijo que desde el momento en que se abrió la bocamina los mineros salieron caminando y estables.

“Evidenciaban un poco de molestias por la falta de oxígeno y un cuadro de deshidratación, pero no era severo, por lo que con la atención médica inmediata eso se pudo solucionar”, indicó.

Más de 150 personas entre personal policial, bomberos y pobladores, participaron en las labores de rescate de los mineros Manuel Solís (30), Juan Méndez (55), Magnolio Méndez (28), Manuel Calvo (64), Eddy Pérez (45), Iván Cotus (42) e Isidro Morales (35).

Esteban Lázaro
Corresponsal


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD