Paro regional fue total

Jornada exitosa. El paro regio-nal convocado por los alcaldes distritales y provinciales de Áncash contra la Ley de Remanentes Mineros fue acatado de forma contundente por los gremios y la sociedad civil. Si bien hubo gritos, llantas quemadas y una protesta generalizada, no hubo desbordes ni violencia. Sólo la indignación que vivió toda la región…

| 21 mayo 2008 12:05 AM | Regionales | 2.1k Lecturas
Paro regional fue total
(1) Llantas quemadas para hacer sentir la protesta, pero todo bajo control. (2) Animales fueron paseados durante la protesta. (3) El pueblo se volcó a las calles.
Áncash paralizó contra proyecto de ley de remanentes mineros. Otras regiones se unen a la protesta.

Más datos

DATO

Postergan debate

En la tarde de ayer, el presidente regional de Áncash, César Álvarez, se reunió con representantes de la bancada aprista y fujimorista y se acordó postergar el debate del proyecto de ley de remanentes mineros.
2120

Desde tempranas horas, miles de pobladores se movilizaron por las principales arterias de Chimbote, Huarmey, Casma, Huaraz, entre otras ciudades, rechazando la iniciativa legislativa que impediría al gobierno regional recaudar las sobreutilidades de las empresas mineras.

A la medida se aunaron gremios como Construcción Civil, educación, salud, transporte, comerciantes, agrarios, organizaciones civiles, entre otros, quienes se reunieron en diferentes lugares de sus ciudades para movilizarse de manera pacífica. La mayoría de movilizaciones culminaron en el centro –plazas centrales– de sus respectivas jurisdicciones, lugar donde se reunieron los gremios participantes para participar de un “mitin de agradecimiento” a la población ancashina que respaldó el paro.

Juan Chuiz Villanueva, presidente de la Federación Sindical departamental de trabajadores de Áncash, señaló a LA PRIMERA que el pueblo ancashino respondió de manera contundente al paro. “La población es consciente del daño que le quieren hacer, por eso todos en un solo puño salieron a las calles en defensa del desarrollo de la región”, dijo.

Los primeros
Lucho Cruz, secretario general de Construcción Civil en Huarmey, refirió que desde las 00:00 horas del martes los pobladores, gremios y organizaciones civiles de esta localidad se reunieron en la plaza principal y realizaron un recorrido por las principales calles para luego tomar posesión de la carretera y el bloqueo de zonas estratégicas de forma pacifica. Agregó que la medida se repitió el resto del día, hasta que fueron retirados por efectivos policiales.

Recalcó que, con el ingreso de las sobreutilidades, se tiene proyectado construir la segunda etapa de la carretera Huarmey-Aija-Recuay. Por ende el rechazo al proyecto de ley.

Protesta pacífica
César Álvarez, presidente regional de Áncash, manifestó que el paro de 24 horas fue contundente y “la población ancashina demostró que la violencia no es necesaria para que un paro sea exitoso”. Aseveró que la Ley de Remanentes Mineros le quitará a su departamento el dinero necesario para la construcción de carreteras para ser entregado como utilidades “a la burocracia y aristocracia sindical de las mineras, que son en Áncash sólo 39 trabajadores en planilla”.

El titular de la región Áncash denunció que algunos congresistas y empresas mineras “están realizando un lobby para que este proyecto sea discutido en el pleno del Congreso, exonerándolo del trámite de comisiones”.

Regiones unidas en lucha
El presidente regional de Cajamarca, Jesús Coronel, puntualizó que “apoya firmemente” la oposición demostrada por Áncash al proyecto de ley que traspasaría el dinero de remanentes mineros de los gobiernos regionales a los trabajadores. Indicó que actualmente se financian en su región carreteras y otros proyectos de inversión con los fondos que podrían perder.

“Si existe una sobreutilidad, ésta debe beneficiar a las grandes mayorías en la lucha contra la pobreza o exclusión. No se puede pretender beneficiar sólo a un grupo que ya percibe todos los beneficios laborales que le permite la ley. Concordamos con Áncash y apoyamos la defensa de los proyectos regionales”, explicó Coronel en diálogo con LA PRIMERA.

Por su parte, Yehude Simon, presidente regional de Lambayeque, rechazó la cuestionada iniciativa legal ya que –asegura– mediante esta ley la clase política enfrentará a los gobiernos locales contra los trabajadores mineros. Calificó la ley como una medida “facilista” que busca que el gobierno central evada responsabilidades ante los reclamos de los trabajadores mineros.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD