Otro abuso contra cadete de Policía

Siguen las denuncias de mujeres en las instituciones de las Fuerzas Armadas. Numerosas jóvenes ven frustrados sus sueños de defender al país al verse afectadas, en los centros de formación, por malos efectivos. Los casos de violaciones y discriminación en la FAP o la Policía causan revuelo. Esta vez, Arequipa fue escenario de un nuevo abuso.

| 30 marzo 2008 12:03 AM | Regionales | 1.3k Lecturas
Otro abuso contra cadete de Policía
La congresista Venegas y Rocío en un caso más para ser analizado. Marginada de manera injusta.
Arequipeña denuncia discriminación por haber sido separada de la PNP por supuesta cicatriz en el rostro.

Más datos

Ni la ayudan

Rocío Torres aseguró que, dentro de la institución, oficiales le dijeron que la iban a ayudar, pero éstos misteriosamente han sido retirados. “Es un enfrentamiento entre altos mandos”, dijo, al negar haber tenido problemas durante sus clases.
1398

Rocío Torres Turpo es una joven arequipeña de 18 años que sueña con ser policía, imaginando pertenecer a Criminalística. Apenas acabó el colegio, se preparó y esperó hasta mayo de 2007 para presentarse a la Escuela de Suboficiales de la Policía. Sin embargo, tuvo problemas para ingresar pues le argumentaron que tenía un “queloide” en el rostro que se lo impediría y por el cual tendría que presentar un certificado médico.

Un queloide es una cicatriz hipertrofiada, fibrosa y benigna que se presenta como secuela de una herida. Rocío presentó el certificado comprobando no tener cicatrices y pasó las evaluaciones, como el examen de presencia, en el cual la Policía no aprueba al postulante si tiene una cicatriz notoria en el rostro.

Estuvo seis meses sacando buenas notas en sus primeros ciclos, cuando le pasó lo peor. El 4 de diciembre fue dada de baja. El motivo: “Fraude”. Según los altos mandos policiales, el certificado médico de la joven fue falsificado para ocultar la cicatriz debajo de su ojo derecho. Desde hace tres meses la joven está en Lima, junto a su madre Angélica, tocando puertas en el Ministerio del Interior y la Policía.

“No nos prestan atención. Esto no es por dinero, es por dignidad”, cuenta Rocío. Su madre asegura que luchará por cumplir el sueño de su hija, pues a simple vista se puede ver que Rocío sólo tiene una marca típica del acné.

El general PNP José Paz Zabaleta aseguró que tras la sanción administrativa ya no hay nada por hacer basándose en la ley 27444. La congresista Rosa Venegas, investigadora parlamentaria de abusos en Fuerzas Armadas, respondió que Rocío puede apelar, pues el caso contraviene la Constitución al no permitir la igualdad. “Así tuviera una cicatriz no es para discriminarla. Si en la Policía quieren gente rubia y blanca, que busquen en otro país”, aseguró mortificada.

“La FAP sí conocía la violación”
En el marco de abusos al interior de las FF.AA. y policiales, el caso de la cadete Diana Bazán continúa dando que hablar. La congresista Rosa Venegas reveló que “el informe de la comisión ad hoc de la FAP sabía de una violación contranatura del ex teniente Jesús Ferreyra, pero que le dan de baja por faltas como llegar ebrio a su trabajo y por tener contacto familiar con las cadetes o esperarlas tras las clases”. Señaló que la FAP sabía el abuso pero que hasta hoy no lo admiten.

Venegas informó que Diana hasta quiso suicidarse luego de lo ocurrido, además de sufrir hostigamientos. Aseguró que los ministros de Defensa, Ántero Flores, y de la Mujer, Susana Pinilla, sabían desde diciembre el caso, porque la familia se los comunicó.

Gianfranco Gonzales F.
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD