Muerte implica a policías

La familia del anciano Demetrio Ñahuis Venegas, que fue hallado sin vida el pasado diciembre en un barranco de Chincheros, sospecha que malos policías del lugar son los autores de su muerte, por lo que piden la inmediata intervención de inspectoría de la policía para esclarecer el hecho. Según denunció a LA PRIMERA Josefina Ñahuis, hija del anciano, ante un aviso su hermana acudió al lugar señalado encontrando el cadáver de su padre en medio de un barranco pero que extrañamente el cuerpo no mostraba magulladuras ni huellas de haber rodado pese a que la noche anterior llovió. En cambio había una herida profunda en la cabeza y una piedra ensangrentada.

| 11 abril 2008 12:04 AM | Regionales | 355 Lecturas
355


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD