“Lo que hacen es un secuestro”

Se agrava. Tras cuatro días en los que un grupo de mineros informales mantiene tomada la mina Untura, en la provincia puneña de Sandia, los representantes del consorcio Cartagena -propietarios del territorio en disputa- anunciaron que no dialogarán con los promotores de la medida de fuerza si antes no liberan a los 29 trabajadores que mantienen retenidos desde el viernes.

Por Diario La Primera | 04 jun 2008 |    
Los bandos se apuntan y la situación se vuelve más grave.
Lejos de solucionarse, crisis se agrava en toma de mina. Obreros armados atrincherados no obedecen ni a batallón de 150 policías

Más datos

DATO

En peligro
El estado de salud de los 29 trabajadores que permanecen retenidos al interior del campamento es incierto, pues los manifestantes habrían atacado la central de comunicaciones de la empresa, cortando el diálogo.

Así lo señaló Ernesto Bendezú, representante de la compañía, aclarando que la causa de la toma es el interés económico de los mineros, que pretenderían que se les entregue el 30% de la concesión minera de Cartagena. Ni siquiera un contingente asignado con 150 policías persuadió a los obreros. Hasta el momento la orden es acordonar el área, sin recurrir a desalojos forzados, pero ambos bandos armados siguen en tensa espera.

“Cometen delito”
“No podemos ingresar al diálogo si hay medidas extremas. Esperamos que estas personas reflexionen y sean conscientes de que están cometiendo delitos. Deben levantar las armas y dejar salir a la gente porque no podemos dialogar con un arma apuntándonos a la cabeza”, enfatizó Bendezú.

Existen otras versiones en medios locales, referidas a que la exigencia de los mineros es la contratación de personal de la zona y la suspensión de excavaciones en un túnel por daños al medio ambiente.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.