Inflaban pollos con agua de caño

Lógica alarma causó el decomiso de dos toneladas de pollos inyectados con agua para subirles el peso, en un operativo de la Policía Nacional en Ate. Hay tres detenidos. Aunque no es secreto este tipo de ilegalidades, la cantidad reforzó que se realicen nuevos operativos porque estos productos amenazan invadir no sólo el cono este sino otros puntos de la capital.

Por Diario La Primera | 20 dic 2008 |    
Inflaban pollos con agua de caño
Rellenos de agua.

La operación fue en el centro de acopio del pasaje Huachinhuaylas. Se descubrió que los pollos eran inyectados vía una manguera conectada a una cañería, indicó el comandante de la Policía Fiscal, Carlos Cano. Los encargados del negocio, detenidos, son Jesús De la Cruz (36), Julián Quispe (25) y Ruth Tanta (30). La cantidad de pollos está valorizada en doce mil soles.

Inyectaban alrededor de 250 gramos de agua en cada pollo, en el pecho y en la parte posterior, adulterando así su peso. Las condiciones de salubridad eran pésimas, ya que se trataba de “agua de caño”, no tratada. Un pollo de dos kilos pesa realmente un kilo y 800 gramos. El resto es agua.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.