Desalojo a sangre y fuego

Como se advertía hace semanas, cuando se confirmó la orden de desalojo a los invasores del Santuario Histórico Bosque de Pómac, provincia de Ferreñafe (Lambayeque), ayer el choque acabó en tragedia. Cobró la vida de tres oficiales de la Dirección Nacional de Operaciones Especiales (Dinoes) y dejó pobladores y periodistas heridos.

| 21 enero 2009 12:01 AM | Regionales | 871 Lecturas
Desalojo a sangre y fuego
Se veía venir, pero ninguna autoridad controló el caso y el problema estalló, en horas de la noche falleció un cuarto policía.
Tragedia. Cuatro policías muertos en Bosque de Pómac. Aseguran que hubo francotiradores entre los invasores.
871

Desde las 11:30 de la mañana en que se inició el desalojo de las casi mil personas que aún se encontraban en las más de 1,200 hectáreas invadidas en los sectores Palería I y II, la Policía encontró férrea resistencia de los invasores, ya que varios se encontraban provistos de armas de fuego y otros habrían enterrado artefactos explosivos por el Santuario. Un contingente de la Dinoes ingresó al sector Palería II, tras lo cual fueron emboscados por los pobladores. Según fuentes policiales, desde los árboles, francotiradores dispararon a varios policías matando a Carlos Peralta Castillo, Fernando Hidalgo Ibarra y Raúl Castillo Ortiz, este último fallecido cuando era trasladado a un nosocomio cercano.

Lamentable saldo
Pese a que en días anteriores el jefe de la II Dirección Territorial Policial (Dirtepol), José Ubaldo Aliaga, indicó que en la operación participaría personal especializado para neutralizar a invasores con armas de fuego, testigos del desalojo señalaron que los poli-cías asesinados no iban armados y se adelantaron al operativo. La fiscal de Prevención del Delito, Noemí Solís, exigió a Aliaga que presente el plan de inteligencia utilizado para el desalojo ya que no habrían considerado lo agreste del Santuario, según informó Yris Pozo, colaboradora de LA PRIMERA e Ideeleradio.

Por la tarde se suspendió el desalojo, el cual se reiniciará hoy con la llegada de más refuerzos, en el sector Palería I y en los extensos campos de cultivo, lugar en el que un grupo de invasores continúa refugiado.

El año pasado, la Corte Suprema emitió un fallo ordenando la desocupación, con auxilio de la fuerza pública, de las 1,200 hectáreas invadidas, que concentran una variada flora y fauna en vías de extinción, además de un rico patrimonio arqueológico.

Los invasores del Pómac reclamaron, a la salida del Santuario, por las promesas incumplidas de las autoridades que ofrecieron reubicarlos. Llevan más de 10 años allí y aseguran que no salen porque no tienen donde ir.

Desobedecieron órdenes
Los suboficiales asesinados en el desalojo y que habrían estado desarmados, desobedecieron las órdenes (según aseguró el general Raúl Ubaldo) y se adelantaron a incursionar en la zona. Elvira Helmache, jueza provincial de Ferreñafe, advirtió que no se prestaban las garantías para continuar con el desalojo ya que la mayoría de los policías no tenían protección adecuada.

Loading...


En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD