Cúpula de EsSalud con negros antecedentes

El actual presidente ejecutivo de EsSalud, el aprista Fernando Barrios, tiene pendientes serias acusaciones por su anterior desempeño como alcalde de Huancayo, lo que es ampliamente conocido en la ciudad andina, recordaron ayer trabajadores de esa entidad paraestatal, según los cuales ha traído a la sede central de EsSalud parte del entorno que lo acompañó en su polémico desempeño municipal.

Por Diario La Primera | 24 set 2008 |    
Cúpula de EsSalud con negros antecedentes
Doris Sanabria permanece postrada en una cama gastanado cuantiosas sumas de dinero.
Cuestionados funcionarios apristas tienen historial turbio en Huancayo

Más datos

DETALLE

Sobre el último caso, la paciente -diagnosticada con politraumatismo más traumatismo encéfalo craneano- después de muchas vicisitudes tuvo que ser trasladada en el hospital Guillermo Almenara, donde se encuentra en estado inconsciente.

“Este señor ha copado las gerencias y los principales cargos de EsSalud con 40 por ciento de gente traída de Huancayo, tanto de la Municipalidad provincial como del seguro social. Lamentablemente se trata de gente muy cuestionada. Por ejemplo, tenemos el caso de Carmen Barrantes Pérez, jefa de la Oficina General de Administración (OGA), que se vio involucrada en corruptelas cuando fue gerente municipal del concejo de Huanta, por lo que la Contraloría General de la República recomendó no volver a contratarla dados sus antecedentes”, manifestó un empleado que pidió mantener su nombre en reserva.

Barrios ha nombrado jefe de su gabinete de asesores al medico aprista Félix Ortega Álvarez, quien apareció amenazando a los médicos de EsSalud con el despido si no levantaban su paralización. Después se vio obligado a negociar con los galenos sus demandas.

Operó en estado etílico
En 1998 el programa televisivo “Contrapunto” denunció que Ortega operó en estado etílico a un paciente que posteriormente falleció. Además fue acusado de sustraer equipos médicos del hospital de Essalud de Huancayo para trasladarlos a su clínica particular. “Extrañamente sus tomógrafos y otros son de la misma marca que los del seguro social” comentó otro trabajador.

“Ortega, quien heredó la clínica de su padre, asesinado por Sendero, pasa cuatro días de la semana en Lima y otros tres en Huancayo donde sigue moviendo los hilos de Essalud. En los dos seguros dispone dónde se deben comprar tanto las medicinas como el equipamiento médico, imagínese” precisó el informante.

Particularmente dramático fue lo ocurrido con la paciente Doris Sanabria Giraldo de 42 años, atropellada hace cerca de un mes en Jauja. Fue trasladada en una ambulancia de EsSalud, para ser internada en el hospital del seguro, pero los familiares fueron convencidos que mejor atención recibiría en la clínica de Ortega, donde en cinco días se consume 16 mil soles del Soat más 9 mil soles adicionales que debió conseguir su madre, amén de otros exigencias económicas exageradas.

Denis Merino
Unidad de Investigación


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.