Campesinos luchan contra la inseguridad

Los últimos casos de enfrentamientos entre bandas delincuenciales, a plena luz del día, han puesto nuevamente en el tapete la escasa seguridad ciudadana con la que puede contar la población, agudizándose esta problemática en las zonas más alejadas del país.

| 22 marzo 2008 12:03 AM | Regionales | 523 Lecturas
Campesinos luchan contra la inseguridad
Son miles los pobladores que participan en la seguridad ciudadana de sus zonas.
Conforman rondas para combatir la delincuencia en sus pueblos. Exigen presencia policial en zonas alejadas.

Más datos

LLAMADO DE ATENCIÓN

Para Javier La Rosa, integrante del Instituto de Defensa Legal, las rondas campesinas en muchos lugares del país ha funcionado bien. Las “cadenas ronderiles” deben ser una llamada de atención a las autoridades, pues son una forma de encontrar una solución a la inseguridad ciudadana.
523

Y es que la desatención del Estado en las zonas altoandinas obligó a miles de campesinos a organizarse para luchar en un principio contra el terrorismo. Sin embargo, actualmente su lucha es contra el Estado para que sus derechos como ronderos campesinos sean reconocidos y respetados.

“Siempre pedimos apoyo al gobierno central para que colocasen dependencias policiales y de justicia, pero nunca nos hicieron caso”, denunció a LA PRIMERA Fidel Lope Huamantuco, coordinador regional de rondas campesinas de Carabaya, Puno.

El líder campesino afirmó que las rondas aldeanas se convirtieron en la seguridad ciudadana que el Estado no implementó en las zonas altoandinas. Por ello, las sanciones que aplican se efectúan con plena facultad jurisdiccional, es decir administran justicia de acuerdo al derecho consuetudinario o conforme a las costumbres heredadas de antepasados.

Por ejemplo, en marzo del 2002 una ronda del caserío capturó a cuatro asaltantes y violadores que aterrorizaban la región y los condenaron a un día de calabozo y a cumplir con la pena denominada “cadena ronderil”, es decir, incorporarse a las patrullas de vigilancia de las demás rondas campesinas de la provincia, explica Wilfredo Ardito, especialista en derechos humanos.

Ésta es una práctica que los ronderos consideran como muy importante para la rehabilitación de los delincuentes, y además permite que todos los campesinos conozcan a quienes han cometido un delito.

Antecedentes
Ardito señala que es importante distinguir a las rondas campesinas de los comités de autodefensa (CAD) formados por el Ejército para apoyar la lucha contra la subversión en lugares como Ayacucho o Junín, muy distantes de aquellos donde surgieron las rondas campesinas. Una frecuente confusión periodística ha llevado a que los integrantes de los CAD sean denominados erróneamente “ronderos”.

En la actualidad, la gran mayoría de estos comités se ha desactivado, al haber desaparecido el fenómeno subversivo. En algunos casos, sin embargo, los CAD se han convertido en verdaderas rondas campesinas, buscando administrar justicia en la vida cotidiana, explica el especialista.

Ingrid Vásquez
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD