Ya van 27 muertos, señor Alva Castro

Para la oposición, el balance de la gestión del ministro del Interior, Luis Alva Castro, es lamentable: 27 personas han sido abatidas durante su gestión; 17 eran valerosos agentes de la Policía y murieron abatidos por los “narcoterroristas” en la zona del VRAE, y diez eran ciudadanos fallecidos como consecuencia de la excesiva violencia utilizada por los efectivos del orden para reprimir las protestas sociales.

| 26 marzo 2008 12:03 AM | Política | 509 Lecturas
Ya van 27 muertos, señor Alva Castro
La mayoría de fuerzas políticas quieren que se vaya. ¿Qué espera Alan García?
Ya nadie lo quiere. Por menos, la bancada aprista censuraba a ministros.

Más datos

DATO

En Lima heridos de Ayacucho

La legisladora nacionalista Juana Huancahuari recordó que el agricultor Marvin Gonzáles (Áncash, abril 2007), los trabajadores de la minera Casapalca Julio Raymundo y Óscar Fernández (junio 2007), el campesino de Andahuaylas Julián Altamirano (julio 2007), los profesores del Sutep Sergio Alanoca (Puno) y Herminia Herrera (Lima), fallecieron por impactos de bala o de bombas lacrimógenas, al igual que los campesinos ayacuchanos Emiliano García y Rubén Pariona, y el productor de Pativilca Julio Rojas, durante el último paro agrario. Se agrega a esta lista fatídica la muerte de Santiago Lloclla, en Arequipa.
509

Por ello, los congresistas opositores anunciaron que buscarán por tercera vez censurar a Alva Castro. Las dos primeras no prosperaron por la conocida alianza aprofujimorista, pero las proyecciones ahora podrían ser distintas, a pesar de la maquinaria aprista que apuesta por blindar a “los compañeros” que incurren en alguna falta o delito.

Motivos para la salida de Alva Castro existieron. Recordemos la primera vez: la fallida compra de patrulleros y pertrechos para la Policía en octubre del año pasado. La segunda, por su responsabilidad política en las muertes de cuatro campesinos durante el paro nacional agrario del 18 y 19 de febrero. Y la última sería por la reciente emboscada de una patrulla policial en la selva ayacuchana y las versiones contradictorias sobre la supuesta incursión de las FARC en el Perú.

Recordemos que por menos de estas situaciones, durante el gobierno toledista, los congresistas del APRA sí lograron censurar a un ministro. En mayo del 2004, Fernando Rospigliosi, titular del Interior, fue obligado a renunciar por el asesinato del alcalde de Ilave (Puno) a manos de los pobladores.

Pero eso no es todo. A escasos cinco meses de la gestión de Alejandro Toledo, en diciembre del 2001, el APRA impulsó la interpelación de tres ministros toledistas: David Waisman, Rospigliosi y Fernando Olivera, por el llamado Caso Echaíz, el abogado que afirmaba haber tenido reuniones clandestinas con Vladimiro Montesinos en la Base Naval del Callao.

Y por si nadie lo recuerda. Hace 40 años, el APRA y su perseguidor más feroz, Manuel A. Odría, formaron una coalición para alcanzar la mayoría parlamentaria y censurar a diez ministros del primer gobierno de Fernando Belaunde Terry. Uno de ellos, el ministro de Gobierno (hoy del Interior), Javier Alva Orlandini. ¿El motivo? Una huelga en Toquepala.

Lina Godoy
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD