Voto contra el imperio

El último domingo, Crimea, que era parte de Ucrania, decidió independizarse e incorporarse a Rusia: pese al ataque de Occidente y la furia de Washington, el 96.6 por ciento de los habitantes sellaron mediante el voto su autodeterminación.

| 20 marzo 2014 10:03 AM | Política | 1.4k Lecturas
Voto contra el imperio
Crimea: voto contra el imperio
Por: César Lévano
1405

Los Estados Unidos han instalado, tras la desaparición de la Unión Soviética, un nuevo orden mundial; pero ahora parecen decididos a romper ese orden, en aras de su ambición de dominio mundial y su acoso a las fuentes de petróleo y gas. Crimea es área de transito para esos combustibles destinados a Europa.

En la cumbre del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que tuvo lugar en Bucarest en el 2008, Vladimir Putin dijo a George W. Bush que Ucrania era un estado artificial que sólo se hizo realidad en la era soviética. En realidad, la mayor parte de Ucrania se integró al imperio ruso en el siglo XIX. El año pasado, al celebrar el 1025 aniversario de la llegada del cristianismo a Kiev, en el 988, Putin expresó: “Somos un mismo pueblo, con una pila de bautismo común”.

Ucrania entera es un pueblo eslavo. Su nombre tiene dos sentidos en idioma eslavo: “territorio fronterizo” o “país”. En el ucraniano actual significa “país”.

En 1922, Ucrania fue una de las repúblicas fundadoras de la Unión Soviética. Quienes algo conocen de la literatura rusa del siglo XX saben que por el suelo ucraniano pasó la tempestad revolucionaria desatada por Lenin. Isaac Babel, el genial autor de Caballería Roja, escribió también Cuentos de Odessa, puerto histórico de Ucrania que fue la cuna de Babel. Ese maestro de la prosa artística rusa fue perseguido y fusilado bajo el régimen de Stalin.

En discurso en el Parlamento ruso, para ver la adhesión de Crimea a la Federación Rusa, Putin replicó ayer a quienes acusan a su país de haber invadido Crimea. “Sería la primera vez que se produce una invasión sin disparar un tiro”, dijo. Aludía sin duda a algunos recuerdos históricos. En el siglo XIX, los Estados Unidos se apoderaron, mediante las armas, de la mitad de México. Las invasiones yanquis en América Latina y el Caribe son parte amarga de nuestra historia. Vietnam sufrió la agresión norteamericana. Europa Occidental tampoco tiene las manos vírgenes.

En el fondo del problema está el gasoducto que debe llevar, a través del Mar Negro, el petróleo ruso hasta los Balcanes. Ese proyecto gigantesco, cuyo presupuesto se elevó en diciembre a 56 mil millones de euros puede dejar al margen a Ucrania, cuya economía está en bancarrota. Algo más, Rusia puede encarecer el gas que vende a Ucrania y que es vital para la economía ucraniana.

César Lévano

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital