Volvió como un héroe

Un recibimiento de héroe, con gritos de guerra y júbilo de sus compañeros de armas, tuvo ayer el suboficial de policía Luis Astuquillca Vásquez, al llegar a Lima, cuando por fin pudo abrazar a su madre y a su hermana que lo esperaban emocionadas y felices en la base de la Dirección de la Policía Aérea (Dipa) del Callao.

| 01 mayo 2012 12:05 AM | Política | 1.4k Lecturas
Volvió como un héroe
Policía se volvió a reencontrar con su familia.
Suboficial regresó a Lima con el rostro adusto y cansado; y ministro del Interior, Daniel Lozada, se emocionó al verlo y le hizo la señal de la cruz en la frente.

Más datos

Orgullo por Astuquillca

“Todos debemos sentirnos orgullosos de este gran suboficial que, venciendo el dolor y las inclemencias de la zona, logró caminar hasta llegar a la localidad de Kiteni, gracias a su preparación, adiestramiento y fortaleza”, dijo a su vez el defensor del Pueblo, Eduardo Vega.
1469

El policía héroe bajó lentamente de la avioneta que lo trajo de la localidad de Kiteni, adonde llegó por su cuenta ayudado por pobladores de la zona después de sobrevivir herido durante 17 días en la selva cusqueña de Alto Lagunas.

Astuquillca se veía débil y cansado, como consecuencia de un cuadro severo de deshidratación y tenía el brazo derecho y la pierna derecha vendados, pese a lo cual bajó caminando del pequeño avión que lo trajo de Kiteni.

Pese a las demostraciones de afecto de su familia, sus colegas, sus jefes y el ministro del Interior, Daniel Lozada, el joven suboficial de apenas 22 años permaneció todo el tiempo con el rostro adusto y la cabeza ligeramente agachada.

Fidela Vásquez, la madre del policía, lo abrazó y lo besó con regocijo, lo mismo hicieron su hermana Lizeth Astuquillca y su abuela Eulogia Tineo, quienes participaron de varias vigilias de oración con la esperanza de hallarlo con vida y nunca perdieron la fe en que estaba vivo y regresaría.

Un efectivo de la Dirección Nacional de Operaciones Especiales (Dinoes) se acercó a Astuquillca, pidió a los suboficiales formados para recibirlo tres hurras en honor del sobreviviente y lo saludó marcialmente.

El ministro del Interior, Daniel Lozada, lo abrazó y le hizo la señal de la cruz en la frente con el pulgar, el director de la PNP, Raúl Salazar, lo estrechó en sus brazos con entusiasmo y sus compañeros cantaron el himno de la Policía como homenaje a la valentía del suboficial.

Astuquillca fue luego acomodado en una camilla y trasladado en una ambulancia, en compañía de sus familiares, al Hospital de la Policía, para un riguroso tratamiento para su recuperación.

El ministro del Interior resaltó la heroicidad de este policía en la lucha contra el terrorismo y su preparación profesional que le sirvió para sobrevivir en la selva, pese a haber sido herido bala.

“Así se demuestra la heroica participación de nuestras fuerzas policiales en condiciones extremas demostrando con ello su preparación y su capacidad de subsistir en las condiciones difíciles del monte (…) Es un ejemplo que enorgullece a la Policía Nacional del Perú y a todos los peruanos”, subrayó.

A su turno, Fidela Vásquez, madre de Luis Astuquillca, dijo que tiene fe en que el suboficial Vilca también aparezca sano y salvo. “La alegría no es completa sin la presencia de César”, indicó.


Javier Solis
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD