Visitante nocturna en aprietos

Piden que Comisión de Ética investigue caso de la legisladora María del Pilar Cordero. Inpe solicita al Congreso regular visitas de parlamentarios a cárceles, ante excesos fujimoristas

| 12 diciembre 2012 12:12 AM | Política | 857 Lecturas
Visitante nocturna en aprietos
Congresista María del Pilar Cordero no cumplía ninguna función congresal.
857

La congresista fujimorista María del Pilar Cordero habría abusado de su cargo al visitar de manera constante y prolongada al exdictador Alberto Fujimori en su reclusión de la Diroes, donde purga condena por crímenes de lesa humanidad.

Un programa de televisión registró 15 visitas largas de la legisladora, entre el seis de noviembre y siete de diciembre. Sus visitas se produjeron durante la tarde, y en varias oportunidades se prolongaron hasta altas horas de la noche. En una de ellas, ingresó a las 10 de la mañana y permaneció en la amplia celda del exdictador 12 horas.

Los legisladores tienen libre acceso a las cárceles, pero en ejercicio de su función legislativa. Y según la dirección general parlamentaria, los congresistas tienen como funciones principales “la representación de la Nación, la dación de leyes, la permanente fiscalización y control político, orientados al desarrollo económico, político y social del país”.

Pero Cordero no cumplía ninguna de esas funciones congresales con sus insólitas visitas al condenado, según sus propias palabras. Ella afirma que, en los encuentros con Fujimori, lo asistía espiritualmente, lo que no corresponde a sus funciones de congresista. “Soy cristiana bautista y es mi deber asistir al necesitado”, manifestó la parlamentaria.

QUE LA INVESTIGUEN
El exprocurador Luis Vargas instó a la Comisión de Ética del Congreso a investigar a Cordero por visitar a Fujimori en la Diroes en horas de trabajo legislativo y por aprovecharse presuntamente de su cargo.

“Las visitas que realiza esta señora en cualquier momento del día y a horas que no resultan adecuadas, teniendo en cuenta el régimen al que está sometido Fujimori, denota por parte de ella y del expresidente un aprovechamiento del cargo”, dijo Vargas.

Asimismo el jurista consideró que no es un argumento válido la explicación de Cordero que dijo que solo le estaba dando “ayuda espiritual” a Fujimori durante sus visitas.

“Ella ingresa como congresista y solo podría ingresar como congresista en un acto propio de su cargo, de la función, no para brindar soporte espiritual porque para eso no elegimos a los congresistas, ellos son elegidos para legislar, no para brindar soporte religioso; para eso que postule para un cargo dentro de su propia iglesia, pero no para ser congresista”, manifestó.

COMO EN SU CASA
El vicepresidente del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe), Julio Magam, aclaró que este organismo no incurrió en nada irregular al haber permitido que Cordero ingrese a altas horas de la noche a la Diroes, pues el reglamento del Código de Ejecución Penal lo permite, pero sostuvo que el propio Congreso debe aclarar si Cordero cumplía funciones parlamentarias.

“Ella puede ingresar con su identificación de congresista a cualquier hora y en cualquier día. Pero nosotros no sabemos si ingresa en el ejercicio de sus atribuciones, eso corresponde explicar al Congreso”, dijo a LA PRIMERA.

La norma a que alude Magam es el Decreto Supremo Nº 015-2003-JUS, suscrito por el expresidente Alejandro Toledo, y cuyo artículo 33 señala que los congresistas y los funcionarios de alto rango, como ministros, pueden ingresar a los penales “en el ejercicio de sus funciones”.

“El Presidente de la República, los congresistas y ministros de Estado, los magistrados del Ministerio Público y del Poder Judicial, el Defensor del Pueblo y los miembros del Consejo Nacional Penitenciario, en el ejercicio de sus funciones, podrán ingresar a los establecimientos penitenciarios, previa identificación, en cualquier día y hora de la semana”, indica el artículo 33 del Reglamento del Código de Ejecución Penal.

Magam reconoció que la norma es ambigua y consideró que debería precisarse qué tipo de funciones cumplen los parlamentarios cuando visitan a Fujimori.

CHOFER
El funcionario desmintió a Cordero al asegurar que el chofer de esta no pudo ingresar al centro penitenciario de la Diroes, fuera del horario establecido, como ella aseguró, para llevarle recados, como medicinas y alimentos, a Fujimori.

“El chofer no pudo ingresar a la Diroes. A lo máximo pudo haberse identificado en la puerta pero no pudo verse con Fujimori sin autorización. Eso habría sido irregular”, dijo Magam.

Refirió que el control del acceso de los visitantes de Fujimori está a cargo de la Policía, por lo que la omisión del registro de las horas de salida de los congresistas es responsabilidad de esa institución. “Esos errores corresponden a la Policía”, indicó.

El congresista Víctor Andrés García Belaunde dijo que un legislador está facultado para investigar y fiscalizar pero no está por encima de la ley ni puede extralimitarse en horario de ingreso y salida de un penal.

El parlamentario precisó que la actividad de un congresista está claramente regulada. “Tenemos facultades que nos asigna la ley, para elaborar proyectos de ley para visitas inopinadas, investigar y fiscalizar, es decir, una agenda que tenemos que cumplir pero no podemos usar nuestro tiempo de trabajo en asuntos privados”, señaló, en referencia al caso de Cordero.

El jurista Carlos Rivera explicó que “ninguna ley dice que una persona puede entrar a un penal a visitar a un recluso a la hora que le da la gana”.

“El director del Inpe debe hacer que se cumpla la ley porque Alberto Fujimori no es el dueño del penal; esa cárcel está bajo la administración del Estado y tiene que vigilar quién entra quién sale y a qué horas lo hace. Nadie puede visitar y permanecer en un penal en hora de visita inadecuada”, reiteró.

CONGRESO DEBE REGULARLAS
Las visitas en la mira
El jefe del Inpe, José Pérez Guadalupe, solicitó ayer en un oficio al presidente del Congreso, Víctor Isla, coordinar la regulación de las visitas de los congresistas a internos de las cárceles, para definir principalmente las funciones congresales que cumplen al hacerlas y los días y horas de las mismas.

“En el contexto de los últimos acontecimientos difundidos por los medios de comunicación referidos a visitas realizadas por una congresista al Establecimiento Penitenciario de Barbadillo, nos ponemos a su disposición con el fin de coordinar con el Congreso las acciones que le permitan definir indubitablemente el alcance de las funciones congresales al momento de la realización de visitas a los establecimientos penitenciarios con sus correspondientes particularidades (días, horas, etc.)”, señala el documento.


Henry Campos
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario