Vílchez contrata aprista enjuiciado

De manera casi silenciosa se produjo el primer cambio importante en el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social (Mimdes), con la salida del ex ministro aprista de los años 80, Carlos Rivas Dávila, de la presidencia de la Beneficencia de Lima, pese a que la ministra Carmen Vildoso casi se había especializado en justificar la permanencia de discutidos funcionarios (Arana en Foncodes, Hinojosa en el Pronaa), según ella eficientes e injustamente satanizados.

| 14 marzo 2009 12:03 AM | Política |2.2k Lecturas
Vílchez contrata aprista enjuiciado
Nidia Vílchez nombró a Rivas Dávila, acusado de corrupción.
Ministra Carmen Vildoso destituye a presidente de Beneficencia Carlos Rivas y su colega de Vivienda lo contrata

Más datos

DETALLE

En los primeros días de enero se produjo una batalla campal en pleno centro de la ciudad, a cuatro cuadras del Congreso y a dos del Ministerio Público, cuando la policía intentó desalojar a 200 comerciantes del Edificio El Tumi, de propiedad de la Beneficencia, el mismo que subarrendaban a la empresa Gaviota, que adeudaba más de un millón de dólares por arriendos no pagados.
2235

Una resolución del Mimdes declaró concluida la designación de Rivas en el cargo al que llegó en abril del año pasado, en plena gestión de Susana Pinilla, la ministra que dijo que Miguel Mantilla era una persona honorable. Y para hacerlo, Vildoso debió pasar por encima de múltiples presiones de otros congresistas y ministros, como la termocéfala Nidia Vílchez, y apoyarse en la denuncia del procurador anticorrupción Jorge Luis Caldas Malpica, quien acusó a los miembros del directorio de la Beneficencia, encabezados por Rivas Dávila, de diversos delitos cometidos en el manejo de contratos de alquiler de inmuebles comerciales de la avenida Abancay, cuyos inquilinos nunca cumplieron con pagar.

Manto protector
Con Rivas Dávila procesado, podría haberse supuesto que estábamos empezando a cortar algunos de los más visibles tentáculos de la corrupción en el gobierno y a demostrar que la espada de la ley puede cortar donde es necesario, así se trate de apristas de copete. Ingenuidad. A la semana que la ministra de la Mujer se había desecho de la incómoda compañía de Rivas, su colega de Vivienda, Nidia Vílchez, nombró al denunciado ante la justicia, como jefe del Gabinete de Asesores de la Alta Dirección del Ministerio de Vivienda.

La ley prohíbe que personas bajo proceso ocupen cargos del Estado, y exige un juramento previo a asumir el cargo. Pero igual el afortunado ex ministro regresó por todo lo alto, no se sabe si mintiendo a sabiendas en su declaración, o siendo eximido del procedimiento. El hecho es que los ministros y dirigentes apristas, a seis meses de los petroaudios, ya se sienten capaces de pasar por encima de los procuradores anticorrupción y de los ministros que llegaron del brazo de Yehude Simon, quien seguramente, si le preguntan sobre este acto ilegal y provocador, dirá que él está de acuerdo con el presidente Alan García.

Raúl Wiener
Redacción

Loading...


En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125390 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.

Deje un comentario