Víctimas habían solicitado apoyo

Familiares de los policías asesinados por narcoterroristas el sábado en el distrito Santillana (Huanta, Ayacucho) denunciaron ayer que los custodios habían solicitado, entre otras cosas, apoyo policial debido al déficit de efectivos en la zona, y que el comando policial hizo caso omiso al pedido.

Por Diario La Primera | 04 ago 2009 |    
Víctimas habían solicitado apoyo
Descontento en la Policía crece. Hubo quejas en velorio.
Denuncian familiares de oficiales y suboficiales de la institución.

Así lo reveló a este diario, llorando, Amanda Maz Olivero, viuda del desafortunado técnico de primera de la Policía, Prudencio Larico Guevara, en el velorio realizado ayer en la modesta vivienda de la víctima en la urbanización Canto Rey, en el distrito de San Juan de Lurigancho.

“Mi esposo viajó el viernes pasado destacado al lugar en cumplimiento de su deber y en varias oportunidades me comentó que la base de la Policía de Santillana tenía alrededor de 30 policías y que existía un déficit de custodios del orden y por lo cual habían pedido refuerzos”, dijo.

El testimonio de la viuda del policía fue corroborado por un gran número de oficiales y subalternos presentes en la vivienda del policía caído Prudencio Larico, cuyos restos se velaron con el ataúd cubierto con la bandera peruana, como se vela a los héroes que mueren en cumplimiento de su deber.

Los policías coincidieron en señalar que en la base de Santillana faltaban (y faltan policías) y esto fue dado a conocer a los jefes y éstos no hicieron caso. Los efectivos dijeron que el comando de la Policía tiene pleno conocimiento de esta embarazosa situación pero hasta la fecha no cumplen con solucionar el problema.

“Esperaron que sucediera este lamentable hecho para decir, seguramente, que tomarán ahora sí cartas en el asunto”, sostuvo un oficial de la Policía que por obvias razones no quiso revelar su nombre.

Los restos mortales de Prudencio Larico, quien prestó 23 años de servicio a la Policía (21 años en la Dirección Nacional de Operaciones Especiales) serán sepultados hoy, a la una de la tarde, en el Cementerio Santa Rosa de la Policía en Chorrillos.

Los restos del suboficial de tercera de la Policía Guissepe Carlotto Soto, el otro efectivo caído, fueron velados en su domicilio en la Cooperativa José María Arguedas, en Villa El Salvador. Sus restos serán sepultados hoy en el Cementerio Santa Rosa de la Policía, en horas de la tarde.

Asimismo, el suboficial de tercera de la Policía, Javier Fernández Guevara, el tercer policía caído, fue velado ayer en el velatorio de la Policía Nacional ubicado en el distrito de Magdalena; pero sólo por pocas horas, hasta que sus familiares lo llevaron a su ciudad natal de Tarapoto, donde hoy recibirá cristiana sepultura.

Los restos mortales de las civiles Merylin Tinedo Acero y Milagros Acero, novia y futura suegra de Guissepe Carlotto Soto, serán sepultados hoy por la tarde.

César Ascues Uribe
Redacción


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.