Vamos bien en La Haya

Una aparente alusión crítica a Colombia por sus resistencias a acatar el fallo de la Corte de La Haya en torno a su diferendo con Nicaragua, hizo ayer el canciller Rafael Roncagliolo en el marco de un balance positivo de la primera etapa de los alegatos orales peruanos y chilenos en ese tribunal.

| 09 diciembre 2012 12:12 AM | Política | 769 Lecturas
Vamos bien en La Haya
Señala el canciller Rafael Roncagliolo. Alude críticamente a actitudes de Colombia contra fallo de Corte Internacional.
769

El ministro consideró que el Perú y Chile dan un ejemplo a la comunidad internacional con su compromiso de respeto a la decisión que adopte la Corte en el litigio de límites marítimos entre ambos países.

“En momentos que algunas voces pretenden cuestionar a la Corte o pactos que han sido muy importantes en la historia de la región, creo que Chile y Perú estamos dando un ejemplo”, señaló, aludiendo al rechazo de Colombia al dictamen de La Haya y a su retiro del Pacto de Bogotá, que compromete a los firmantes a someterse a la jurisdicción de la corte internacional.

CONTIENDA JURÍDICA
Señaló, igualmente, que el proceso Perú-Chile “es un tema jurídicamente espinoso y que requiere una solución jurídica. No es una cuestión de opinión política o de impresiones o de demostraciones de fuerza, sino de un análisis jurídico que, por supuesto, la Corte -que merece todo nuestro respeto- está en las condiciones de hacerlo y va a hacerlo, y va a dar una solución definitiva”.

De otro lado, ratificó su confianza en la fuerza de los argumentos peruanos en la controversia con Chile y su convencimiento sobre la calidad del equipo jurídico que defiende la causa peruana.

“Pero hay que evitar los triunfalismos. Hay que evitar la idea de que el tema es simple; que o ganamos o perdemos, que es un partido de fútbol y que uno gana y el otro pierde. Probablemente las cosas pueden ser más complejas, como han sido las sentencias anteriores de la Corte”, advirtió Roncagliolo.

PREGUNTA CLAVE
Por esa razón, reconoció que esa confianza no debe llevar a desestimar a la parte chilena, cuyas exposiciones también, dijo, han sido “buenas”.

Roncagliolo resaltó la importancia de la pregunta hecha por el juez marroquí de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, Mohamed Bennouna, que hace referencia a la posibilidad de que quienes suscribieron la Declaración de Santiago, en 1952, tuviesen poder para fijar límites marítimos.

“La pregunta es de máxima importancia porque es una invitación a pensar las cosas en su contexto histórico, cuáles eran los temas en el año 52, qué estaba en la agenda y qué no... El magistrado Bennouna ha hecho una invitación a una reflexión colectiva fundamental”, anotó.

En otro momento, destacó el llamado hecho por el literato peruano Mario Vargas Llosa, semanas antes de la fase oral del litigio, “a mirar juntos hacia delante y de resolver pacíficamente sus diferencias”.

“Me parece de la mayor importancia porque Chile y el Perú estamos demostrando que los latinoamericanos podemos resolver nuestras diferencias de una manera civilizada, no por la prepotencia, no por la fuerza”, remarcó.

Este martes, el Perú responderá los alegatos de Chile en la Corte Internacional de Justicia de La Haya por el diferendo marítimo.

EXCANCILLER MIGUEL SCHWEITZER
Chileno cree que les conviene
El excanciller chileno Miguel Schweitzer sostuvo que favorece a su país la pregunta del juez de la Corte de La Haya, Mohamed Bennouna, solicitando aclarar a cada una de las partes signatarias de la Declaración de Santiago de 1952 si -según el estado del derecho de la época-, era posible “delimitar” la zona marítima de 200 millas.

Schweitzer basó su afirmación en la idea de que la posición peruana, que rechaza el paralelo como límite, no se podría haber aplicado en la época a la que se refiere la consulta del juez de la Corte.

Así, consideró que la pregunta “hace inviable que a la fecha de los tratados de 1952 y 1954 se hubiera podido aplicar la equidistancia y la proporcionalidad que hoy reclama Perú”.

DICE ANALISTA
Pregunta favorece al Perú
La pregunta del juez Mohamed Bennouna, referida a si en 1952 se podía proclamar y delimitar una zona marítima de soberanía sobre la base de la Declaración de Santiago, aclarará si el Perú y Chile acudieron a dicha conferencia con la “voluntad política” de firmar un tratado de límites, afirmó el internacionalista Juan Velit.

Manifestó que la respuesta evidentemente será “no”, porque ese documento tenía como objetivo la protección de las riquezas naturales ictiológicas de Chile, el Perú y Ecuador, y de ninguna manera buscaba la delimitación marítima.

“La respuesta definitivamente va a aclarar la naturaleza de la Declaración de Santiago, se dirige a eso, a esclarecer la esencia de ese documento, y la respuesta cae por su propio peso, la respuesta tiene que ser negativa”, subrayó.

Señaló que Chile ahora “debe estar reflexionando” porque la exposición de su equipo jurídico estuvo dedicada a “enturbiar las aguas” al presentar una serie de elementos, sin que ninguno de ellos fuese un verdadero acuerdo limítrofe.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

0.763782978058