Una nueva ley para las personas con discapacidad

Las personas con discapacidad representan alrededor del 15% de la población de nuestro país, esto es, más de cuatro millones de peruanos y peruanas. La mayor parte de ellas es víctima de distintas formas de discriminación, exclusión y pobreza, un círculo difícil de romper cuando no existen políticas y normas orientadas a alcanzar su inclusión social.

Por Diario La Primera | 26 jul 2012 |    

Y es que, durante años, las políticas y las leyes nacionales en materia de discapacidad apostaron por medidas de “protección, atención, readaptación y seguridad”, como reza la conservadora Constitución Política de 1993, en lugar de medidas de accesibilidad, de apoyo y de equiparación de oportunidades. En efecto, no es lo mismo “proteger” a la persona con discapacidad que promover y proteger efectivamente el ejercicio de todos sus derechos.

Esta situación, sin embargo, podría cambiar en el corto plazo si el Poder Ejecutivo cumple con promulgar la autógrafa de la Ley General de la Persona con Discapacidad, cuyo texto fue aprobado por unanimidad en el Congreso de la República. Esta norma constituye un punto de quiebre en el reconocimiento de los derechos de las personas con discapacidad, pues hace suya el enfoque social y de derechos humanos establecido en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas.

La referida propuesta, que tuvo como punto de partida una iniciativa legislativa presentada por el movimiento de personas con discapacidad, desarrolla una serie de políticas, programas y acciones específicas para garantizar principios y derechos tales como la accesibilidad, la igualdad y la no discriminación; la vida independiente, la participación política, la educación, la salud, el empleo, la seguridad social, entre otros. La autógrafa aprobada cuenta, además, con un marco sancionatorio bastante completo y detallado, que incluye sanciones individuales a funcionarios y servidores públicos que la incumplan, algo que esperamos evite que esta ley se convierta en “papel mojado” como la débil ley vigente.

En suma, creemos que estamos frente a una propuesta importante en materia de inclusión social, que contribuirá efectivamente a terminar de una vez por todas con la discriminación, la exclusión y la pobreza de este colectivo.

Lamentablemente, no todos comparten este sentir. Algunos sectores menos progresistas del Estado ven en esta propuesta una valla demasiado alta de protección de derechos, pues obliga al Estado y a la sociedad en su conjunto a asumir un compromiso real con la inclusión social de las personas con discapacidad a través de cuotas, incentivos, créditos, medidas afirmativas, entre otras acciones de promoción y equiparación de oportunidades. A ellos habría que recordarles que el propio Banco Mundial ha señalado que la exclusión social de las personas con discapacidad impacta significativamente en el Producto Bruto Interno de los Estados, generando una pérdida global de, por lo menos, un 6%.

Por ello, esperamos que este 28 de julio el Presidente de la República ratifique su compromiso con la inclusión social de todos los peruanos y peruanas anunciando la promulgación de la nueva Ley General de la Persona con Discapacidad. Esta ley, al promover una sociedad más inclusiva, no solo beneficia a las personas con discapacidad, sino a toda la sociedad en su conjunto.


Javier Diez Canseco

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.