Una historia de David y Goliat

Una empresa peruana con más de 3,500 trabajadores ha sido llevada a la quiebra por una transnacional que hasta hoy sigue haciendo uso de su poder económico, para conseguir fraudulentas medidas cautelares, con el fin de evitar que la justicia norteamericana revise la demanda de daños, por una indemnización de más de quinientos millones de dólares, que le han presentado sus víctimas.

| 18 abril 2012 12:04 AM | Política | 7.4k Lecturas
Una historia de David y Goliat
Las artimañas perjudican a 3,500 trabajadores.
PepsiCo Inc evita grave juicio en USA con cautelares en el Perú. La verdad sobre Cepsa y PepsiCo Inc.

Más datos

¿Estará Informada la Sra. Indra Nooyi, presidenta de PepsiCoIne, la mujer más poderosa de Estados Unidos según la prestigiosa revista de negocios Fortune 500, de las cuestionables prácticas y acciones corruptas de sus empleados en el Perú?
7404

Por muchos años Cepsa (Compañía Embotelladora del Pacífico S.A.), fue la embotelladora líder de todos los productos de PepsiCo Inc. en el Perú. Cepsa y PepsiCo suscribieron en 1952 un contrato de embotellamiento exclusivo.

Cepsa y la familia Heredia obtuvieron los premios por ser los “Mejores embotelladores del Mundo” y colocaron al jefe del clan, Enrique Heredia Alarcón, en el Salón de la Fama de PepsiCo, en Nueva York.

Es a partir de 1996 cuando PepsiCo inicia una serie de acciones para terminar el contrato de embotellamiento y hasta la fecha ha realizado una serie de procesos ante el Poder Judicial peruano y dentro de su centro corporativo, para llevar a Cepsa a la situación de insolvencia, causal de terminación prevista en el contrato de embotellamiento.

Para lograr su objetivo, PepsiCo elaboró una estrategia contenida en un memorando interno, que fue enviado a sus más altos ejecutivos para quebrar a Cepsa y de esta manera acabar con el contrato.

ARTIMAÑAS
PepsiCo solo pudo debilitar a Cepsa y le quitó sin causa justificada la franquicia de embotellamiento a pesar de que la familia Heredia invirtió en sus últimos tres años más de US$ 50 millones de dólares.

Los principales accionistas y los acreedores de Cepsa, ante el enorme daño sufrido por las maniobras de PepsiCo, decidieron iniciar un juicio en la ciudad de New York por más de US$ 500 millones de dólares, juicio que los apoderados y abogados de PepsiCo han bloqueado en el Perú con todo tipo de artimañas legales e ilegales.

Un ejemplo del ilegal actuar de la transnacional es que el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) no ratificó en el cargo de juez, al magistrado Raúl Rosales Mora, quien en febrero de 2010 otorgó una ilegal medida cautelar a favor de Wilmer Pérez Acuña, supuesto acreedor de Cepsa.

Este juez ordenó la suspensión de los efectos de la resolución que había declarado nulos los acuerdos de una ilegal Junta de Acreedores de Cepsa del 30 de setiembre de 2009, cuando cinco acreedores liderados por PepsiCo se reunieron ilegalmente frente a las oficinas de Cepsa y “adoptaron” ciertos acuerdos. PepsiCo trató de validar esa “reunión” como una Junta de Acreedores, para lo cual acudió al Indecopi, que declaró nula dicha junta por ser ilegal.

Sin embargo, PepsiCo, valiéndose de jueces cuestionados, obtuvo medidas cautelares fraudulentas para validar dicha “reunión”, que designó Presidente de la Junta de Acreedores a PepsiCo y retirar a la empresa liquidadora que denunció a la transnacional en los tribunales de Nueva York, sustituyéndola por otra empresa liquidadora, denominada Imagen Empresarial, vinculada a los intereses de PepsiCo y cuya primera medida fue desistir de la demanda contra PepsiCo en Nueva York.

RULETEO
El juez Rosales fue sancionado por la Oficina de Control de la Magistratura (Ocma) a solicitud de Indecopi por admitir a trámite demandas de PepsiCo totalmente irregulares como las presentadas por la transnacional mediante el ya conocido “ruleteo de cautelares” ante el 10º Juzgado Civil Sub especialidad Comercial de Lima, conducido por la jueza Natividad Chaupis.

La jueza Natividad Chaupis fue también sancionada por la Ocma, no solo por haber admitido a trámite una demanda presentada por PepsiCo sin ser juez competente para ver el caso, sino también por haber otorgado una media cautelar ilegal y haberla mantenido vigente por más de 12 meses. Con la decisión del CNM de no ratificar a Rosales, PepsiCo perdió a uno de sus operadores en el Poder Judicial, según fuentes de este poder del Estado.

PepsiCo Inc. y su vinculada Pepsicola Panamericana iniciaron una carrera para lograr medidas cautelares fraudulentas. Son más de 40 acciones irregulares en el Perú interpuestas por PepsiCo, para frenar el juicio en Nueva York.

Luego de más de dos años de la suspensión del proceso en Nueva York, Cepsa y su liquidadora Right Business S.A., han conseguido levantar todas las ilegales medidas cautelares interpuestas por PepsiCo.

En el caso de PepsiCo, está vigente su Código de Conducta que prevé disposiciones como las siguientes: “(…) reconocemos la importancia de las leyes que prohíben las restricciones de comercio, las actividades económicas abusivas y las prácticas empresariales injustas, engañosas o poco éticas” y “Obedecemos todas las leyes y reglamentos de los países en los que trabajamos”.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD