Una curiosa historia de robo en el norte

Firma de jefe de Registros de Chimbote fue falsificada, pero no hizo denuncia.

| 06 noviembre 2011 12:11 AM | Política | 2.5k Lecturas
Una curiosa historia de robo en el norte
Es verdad que algo huele mal en Chimbote.
¿ES QUE ES TAN DIFÍCIL ANDAR DERECHO EN ESTE PAÍS?
2520

En el grave caso de falsificación de documentos de registros públicos (incluida la firma de un registrador), para que el Banco Wiese pudiera apropiarse de una empresa pesquera, ocurrida en Chimbote el año 2000, este diario ha recibido hasta dos cartas del principal acusado John Gonzales en las que como descargo afirma que la prueba de su inocencia es que nunca fue sancionado y se mantuvo en el puesto, y que en la fecha de la falsificación (un día sábado) no era la única persona presente en la institución, por lo que cualquiera podría ser el falsificador.

Precisamente esta línea de defensa resalta la actitud de los otros implicados en este caso, en particular del jefe del Registros Públicos de la Provincia del Santa, Alejandro Novoa Miranda, cuyo sello fue utilizado en una fraudulenta “anotación a un título”, al lado de una supuesta firma suya que estaba claramente adulterada.

Novoa demostró convincentemente que no fue el autor del documento irregular. Pero en lo que no ha podido convencer a nadie es en los motivos por los cuales no denunció el hecho, siendo uno de los agraviados y la razón por la cual la entidad a su cargo ha actuado protegiendo a Gonzales y la información necesaria para limpiar la corrupción de su institución.

Como jefe del Registro, Novoa pudo ordenar la más exhaustiva revisión del sistema informático de Chimbote, para identificar la ruta de la adulteración y recuperar la confiabilidad en los Registros Públicos como fuente de veracidad de información. Este silencio es crítico, porque podría sugerir que la colusión para delinquir abarcó no solo a un registrador tramposo y a la influyente esposa de un exjefe del registro chimbotano, que hizo de intermediaria con el banco, sino que podría haberse convertido en algún momento en un complot institucional. La sola posibilidad de oficinas registrales operando al servicio de los intereses de un banco, que, como el Wiese, por añadidura formaba parte de una red mafiosa, estremece de solo pensarlo. Y es más grave aún si se ve que la denuncia de un caso de estas características ha sido tratada por procuradores, fiscales y jueces, con extraordinarios pies de plomo. Se han cumplido 11 años y no hay sanciones y como se ve el propio culpable directo sigue jugando a confundir, mientras la empresa arrebatada ya no existe y los daños económicos y morales producidos son incalculables.

La pregunta es dramática porque estamos hablando de hechos que comenzaron en el denso ambiente de una dictadura y de una vasta red de corrupción, en el que algunos banqueros despachaban con el asesor del presidente en su oficinas del SIN, y con él movían los hilos de la Justicia y de las más diversas instituciones estatales. Pero continuó sin resolverse en tiempos de democracia, sin que las conductas institucionales y el superpoder de la banca se hayan modificado. Tampoco el hecho de que el Wiese ya no exista y se haya convertido en Scotiabank, en principio de otros propietarios, ha determinado que la herencia mafiosa haya sido limpiada. Nada que ver.

Los peores casos de despojo de propiedad, creación o inflamiento de deuda, blanqueo y encubrimiento de operaciones sospechosas, etc., han sido asumidos tal cual, como si la compra de activos y pasivos incluyera la consumación de fraudes y delitos. Pero ésta es la verdad, monda y lironda. Y eso que detrás de este tipo de controversia no está solo el interés particular vulnerado, sino, la autoridad del propio Estado en tanto garante de fe pública. Por eso es grave que el falsificado Novoa calle y que el Procurador Anticorrupción de Chimbote no muestre liderazgo en la investigación.

¿Es que es tan difícil andar derecho en este país?


Raúl Wiener
Unidad de Investigación


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD