Un poco inclinado hacia la derecha

Dice que es natural que los izquierdistas se hayan ido del gobierno. “Llegaron con Lerner y tienen que irse con él”, indicó.

| 15 diciembre 2011 12:12 AM | Política | 2.8k Lecturas
Un poco inclinado hacia la derecha
Historiador habla sobre significado de nuevo gabinete.
HISTORIADOR ANTONIO ZAPATA HABLA DEL GABINETE
2830

El historiador Antonio Zapata señaló que el nuevo Consejo de Ministros, liderado por Óscar Valdés tiene más tendencia a la derecha que el anterior encabezado por Salomón Lerner, y que corre más hacia un ligero autoritarismo.

-¿Cuáles son sus percepciones sobre el nuevo gabinete?
-Me parece que anuncia lo que muchos han dicho: que es más vertical, menos dialogante y preocupado por la concertación, y más preocupado por el orden. Lo que se viene es un manejo más duro del aparato del Estado.

-¿Qué nombramientos son los que más le preocupan?
-Los sectores Interior y Defensa quedan prácticamente en manos de Valdés y su grupo, porque lleva a su viceministro (Daniel Lozada) al primero, y a su jefe de gabinete (Alberto Otárola) al segundo. En la práctica, es tener mando único sobre la Policía y las Fuerzas Armadas, lo que nunca ha sido conveniente en nuestra historia. Además, los sectores vinculados a grupos de poder económico cobran preeminencia en ministerios claves, como Energía y Minas, y mantienen la misma en Economía y Finanzas. Si bien es cierto hay gente progresista dentro del gabinete, no están en puestos claves.

-Se habla de una militarización y derechización del régimen. ¿Está de acuerdo con estas ideas?
-Si ponemos en una línea imaginaria el autoritarismo en un extremo y la democracia en el otro, nos hemos corrido más a lo primero; aunque tampoco estamos en una dictadura. Si hacemos otra línea similar entre derecha e izquierda, también hay una corrida a la derecha, pero tampoco es absoluta.

-Y con respecto al gabinete anterior, ¿también hay esa tendencia?
-Sin duda alguna. El gobierno se ha inclinado hacia el autoritarismo sin que eso lo convierta en una dictadura; y se ha inclinado a la derecha sin que eso signifique Rafael Rey (risas).

-¿Qué opina del papel que desempeñó Salomón Lerner?
-Me da pena que se haya ido, porque es un político concertador, que privilegia el diálogo y entendimiento entre las diversas fuerzas sociales. Su influencia era decisiva en el presidente. Sin embargo, se cayó debido a que no logró que el equipo ministerial que lo acompañaba funcione como un todo unitario. Los ministros se contradecían unos a otros, se jalaban la silla. Ese clima de una concertación que no camina, sino que está trabada de contradicciones, es lo que lo trajo abajo.

-¿Cómo toma el alejamiento del “ala izquierda” o “progresista”?
-Es natural que se vayan. Llegaron con Lerner y tienen que irse con él. Me parece que su salida se explica por el nuevo curso que está tomando el gobierno. La presencia de Sinesio López y otras de esta postura no cuajaban y tenían que salir.

-¿Qué opina de la toma de distancia de Perú Posible?
-Preocupa porque el gobierno queda sin mayoría en el Congreso. El nacionalismo caerá en un cierto nomadismo de tener que construir mayoría con otros grupos en diversos temas. Se vienen decisiones difíciles como el pedido de facultades extraordinarias para legislar y la necesidad de que el gabinete Valdés sea aprobado. Considero que es una situación peligrosa para la estabilidad democrática del Perú. Hace 20 años una situación parecida llevó al golpe de Fujimori. Queremos que en esta oportunidad la historia no se repita, pero la tentación está presente.

-En su opinión, ¿cuál es el escenario futuro en el Congreso?
-En una situación en la que el centro (Perú Posible, Acción Popular y Somos Perú) se aparta, entonces solo quedan grupos a la derecha: el fujimorismo, los pepekausas, el Apra y sus aliados. Si necesitas mayoría, está descartado el centro, y al frente tienes lo que te he mencionado, tienes que ir allí.

-¿Hizo bien Perú Posible al alejarse del gobierno?
-Sería bueno conocer el cálculo de Alejandro Toledo: si es alejarse ahora para mantener vivas sus opciones al 2016, o darle gobernabilidad al país. Yo diría que no hizo bien, porque una cierta derechización del gobierno puede fastidiar a quienes son de izquierda. Pero a él que ha gobernado como centro derecha, no tendría por qué molestarlo; al contrario, cómo le va fastidiar. Debería abrirle los brazos. Me parece que está apostando por su 2016 y poniendo en riesgo la gobernabilidad.


Víctor Liza Jaramillo
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD