Un asesino orgulloso de su crimen

La Comisión Investigadora del Congreso sobre la matanza de Accomarca, que presidió el entonces senador Javier Valle Riestra, consigna en su informe el interrogatorio realizado por su colega Javier Diez Canseco al subteniente Telmo Hurtado, quien lejos de mostrarse arrepentido por los crímenes cometidos, dijo “según mi decisión que yo he tomado, yo la considero correcta”. O cuando respondió a la pregunta “pero en su reglamento, en sus órdenes, ¿está establecido que usted puede proceder a eliminar si lo considera necesario?”, contestó categóricamente “sí, si se puede (…) yo he tomado la determinación de eliminarlos”.

Por Diario La Primera | 14 ago 2008 |    

Hurtado justificó la muerte de los niños argumentando que “los comienzan a adoctrinar desde los dos años, tres años, cuatro años (…) poco a poco, a fuerza de engaños, de castigos van ganándolos a su causa”.

Hurtado ocultó a sus superiores haber matado a los pobladores de Accomarca, pero días después, el 23 de setiembre de 1985, el comandante general de la Segunda Región Militar, general EP Ismael Araujo Vera informó oficialmente al presidente del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas la nueva versión del subteniente, en la que aceptó la captura y asesinato de 25 individuos, “incluyendo 5 niños”.

En el documento “confidencial” signado como el oficio 437k1/SRM/20.02.03, el general Araujo reseñó que Hurtado determinó “que la gran mayoría (de sus prisioneros) eran terroristas y que habían participado en diferentes acciones subversivas por lo que dispuso que sean conducidos a una casa, donde ordenó a los soldados abrir fuego y, al final, él arroja una granada de mano al interior de la casa; posteriormente incendia la casa con los cadáveres, así como reúne a los cinco (5) eliminados anteriormente y los introduce a otra casa, la misma que también es incendiada”.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.