Trabajadores en la ruina por culpa de legislador Julio Gagó

Aunque procesos están archivados, hay comerciantes que lo sindican como responsable de venderles fotocopiadoras supuestamente defectuosas.

| 11 noviembre 2011 12:11 AM | Política | 4.2k Lecturas
Trabajadores en la ruina por culpa de legislador Julio Gagó
El presidente de la Comisión de Trabajo tiene un pasado nada santo.
LO DENUNCIARON POR ESTAFA

Más datos

PALABRA DE GAGÓ
Jura que las denuncias no tienen ni pies ni cabeza

Según el congresista de Fuerza 2011, Julio Gagó, estas denuncias no tienen pies, ni cabeza, y por eso, se encuentran archivadas. “Eso no es estafa, es un derecho que una persona cree tener y que no lo tiene, sino yo estaría condenado, en ese entonces, aún no era congresista, no tenía cargos públicos, no hay ningún tipo de falta, ni ética ni moral, nada”, señaló Gagó a este matutino.

El parlamentario dijo también que estuvo en el negocio de venta de fotocopiadoras por más de 20 años y considera que es normal que en este rubro haya varias personas que se sienten insatisfechas, pero para eso tenemos los contratos, y por ello, el Ministerio Público los archiva porque el reclamo no tiene fundamento.

4216

Un rosario de denuncias penales y civiles pesa sobre el congresista de Fuerza 2011 Julio Gagó por supuestamente haber estafado a más de cuatro personas a través de su empresa Jaamsa dedicada a la venta de equipos multifuncionales de fotocopias e impresiones.

Las denuncias datan desde el año 1999, según las constancias de consulta entregada por la Mesa Única de Partes de las Fiscalías Provinciales Penales de Lima.

Las cuatro denuncias penales contra el legislador estipulan el mismo delito: Estafa en agravio de tres personas distintas, en su mayoría, comerciantes del centro de Lima.

Pese a que todos estos procesos están archivados, LA PRIMERA buscó a las personas supuestamente agraviadas para conocer los detalles de estas denuncias que se ciernen sobre el hoy padre de la patria.

Fanny Huamaní Carrillo era una próspera comerciante de la Galería Centro de Lima y para implementar su recientemente alquilado stand de fotocopias e impresiones, ubicado en el segundo piso de este centro comercial, decidió confiar en la empresa Jaamsa, de Julio Gagó, porque en televisión se ufanaba de apoyar a los comerciantes para sacar adelante sus negocios.

Sin embargo, lo que Fanny Huamaní refirió fue que encontró un panorama distinto. Una vez que compró la fotocopiadora e impresora multifuncional Konica-Minolta por ocho mil dólares americanos para la campaña navideña de 2008, invirtiendo en esta todos sus ahorros, empezaron los problemas, pues a los dos meses de haberla adquirido falló una pieza, y pese a que el producto contaba con garantía de un año, la empresa no le reconoció.

Huamaní tuvo que comprar los accesorios por casi dos mil dólares, pero mes y medio después, la máquina deja de funcionar, nuevamente, porque se habían malogrado las cuatro unidades de imagen, cuyos repuestos costaban mil 500 dólares americanos.

“Yo tenía que seguir con el negocio porque estaba en plena campaña navideña de 2008 y compré los primeros repuestos porque los necesitaba, pero los siguientes, ya no los compré y acudí a la empresa”, dijo Fanny Huamaní a LA PRIMERA.

“Entonces, decidí hacer la denuncia por estafa ante la Dirincri, pero este señor Gagó envió a sus abogados que conocían a todo el mundo, y cuando el caso pasó a la Fiscalía, lo archivaron inmediatamente”, puntualizó la supuesta agraviada.

Según Fanny Huamaní, esta situación la indignó tanto, que dejó de pagar la última letra de la fotocopiadora y dejó impago la mitad de la última unidad, es decir, adeudaba a la empresa alrededor de 4 mil 400 nuevos soles.

Por su parte, la empresa Jaamsa le inició un proceso civil pidiendo el pago de la deuda o de lo contrario, debía devolver la máquina.

Según Fanny Huamaní, este proceso no solo la llevó a la ruina y tuvo que cerrar su negocio, también se enfermó de los nervios.

“Fui hasta a Indecopi para demostrar que me habían estafado, porque no puede ser que una compre una herramienta de trabajo, y me vendan una máquina defectuosa. Puse mi inversión y tenía el negocio paralizado”, indicó.

Fanny Huamaní detalló que fue a conciliar a la empresa Jaamsa, pero las hermanas del parlamentario nunca le dejaban hablar con él. “Yo rogaba en la oficina de Jaamsa como si fuera mendiga hasta que me cansé y lo dejé allí no más”, dijo Fanny Huamaní.

Fanny Huamaní contó que hasta la fecha no ha devuelto la máquina y espera poder juntar los recursos para poder pagar los repuestos y salir de la ruina total a la que la llevó la empresa del parlamentario.

HAY MÁS
Pero estos no son los únicos procesos penales archivados contra el legislador, según el documento de Fiscalía de acceso público, el congresista Julio Gagó fue denunciado también por estafa, en supuesto agravio de Sara Gonzales Soifer. Este proceso se ventiló en la 16ª Fiscalía Provincial Penal y pasó luego, al 5ª Juzgado Penal de Lima. El número de expediente era el 2000-829.

Otro proceso se registra en la 38ª Fiscalía Provincial en lo Penal de Lima, también por supuestamente haber estafado a Mario Alberto Meza Peña, el año 2001.

Meza Peña volvió a denunciarlo por apropiación ilícita el año 2001, pero fue archivado a los pocos días por la 11ª Fiscalía Provincial en lo Penal de Lima. En la Corte Superior de Justicia de Lima está el proceso civil sumarísimo por materia de interdicto, cuyo objetivo es atribuir la posesión de una cosa a una determinada persona física o jurídica frente a otra, de manera provisional.

En este proceso el congresista Julio Gagó debía pagarle a la supuesta demandante Ana María San Miguel Paiva, una suma de dinero, según el reporte del expediente. Este proceso también está archivado.


Rocío Vara
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

1.20381498337