Tensa calma en Cañaris

Los comuneros de Cañaris, en la provincia lambayecana de Ferreñafe, dieron ayer un plazo de ocho días para que la minera canadiense Candente Cooper, que realiza exploraciones en ese distrito, retiren la maquinaria de la zona, a pesar de que autoridades del gobierno regional, nacional y representantes de esa comunidad habían participado en una sesión de instalación del grupo de trabajo.

| 23 enero 2013 12:01 AM | Política | 1.2k Lecturas
Tensa calma en Cañaris
Comuneros de Cañaris dieron 8 días de plazo para que minera se retire.
Comuneros dan plazo a minera para que se retire de comunidad en Lambayeque. Ministro confirma presencia de 150 policías.

Más datos

DETALLE

“El gobierno debe ser consciente que la explotación minera va a traer problemas a la agricultura, la ganadería y el medio ambiente, por eso yo expreso mi respaldo a los campesinos y comuneros porque nosotros nos debemos al pueblo”, dijo.
1243

El plazo fue anunciado por Hilario Rodríguez, regidor de Cañaris, quien dijo que fue aprobado por las comunidades y que estas protestan desde el domingo contra la empresa canadiense y el gobierno, con manifestaciones en torno al campamento minero y en bloqueos.

“El gobierno debe ser consciente que la explotación minera va a traer problemas a la agricultura, la ganadería y el medio ambiente en la zona, por eso yo expreso mi respaldo a los campesinos y comuneros porque nosotros nos debemos al pueblo”, anotó.

Asimismo llamó al gobierno a tomar acciones y solucionar la demanda de los comuneros y campesinos pues mientras la empresa no se retire, la huelga y otras acciones de fuerza continuarán.

El dirigente comunero Cristóbal Barrios sostuvo que los campesinos de Cañaris permanecerán en el poblado Upayvete hasta que autoridades del gobierno cumplan con la demanda de la comunidad, de ordenar la salida de la empresa minera, decisión que tomaron en una asamblea popular. “De lo contrario, vamos a radicalizar la huelga”, acotó.

Hasta ayer, según los reportes, centenares de pobladores permanecían en Upayvete donde prepararon una olla común y bloquearon dos vías de acceso a la minera; mientras autoridades del gobierno lamentaron que los comuneros hayan desechado el diálogo para tomar acciones de fuerza.

El lunes último, luego del fallido intento de tomar las instalaciones mineras, los comuneros conversaron con un representante de la empresa y le exigieron la paralización total de las exploraciones y el retiro de la maquinaria.

El ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, dijo que en la zona hay 150 policías para garantizar la seguridad en la zona.

“Ayer (lunes) hubo un conato de enfrentamiento porque los comuneros quisieron ingresar a la mina, hay una tensa calma. Esperamos que el diálogo se incremente, entendemos que la minera tiene disposición de diálogo”, resaltó.

En la instalación de la Mesa Intersectorial para el Desarrollo de Cañaris, participaron el Gobierno Regional de Lambayeque, autoridades de Ferreñafe y representantes de Cañaris.

VICEMINISTRO SHINNO
Por su parte, Guillermo Shinno, viceministro de Minas, señaló que las movilizaciones son cada vez más preocupantes porque sus principales cabecillas son agitadores. “Contra esa gente radical no hay diálogo que valga”, dijo en una entrevista con un canal de televisión.

Shinno denunció que muchas de las protestas antimineras son impulsadas por elementos radicales que buscan trabar las inversiones y traer abajo el sistema económico que tanto éxito tiene en el Perú, según dijo.

Refirió que muchos reclamos antimineros en el país no tienen mucho que ver con la preservación del agua o el cuidado al medio ambiente, como aseguran sus organizadores, sino que “detrás hay distintas fuentes de conflictividad”.

“Entre ellas también tiene que ver el tema político, cuando hay interés personal de algunos dirigentes para ganar protagonismo con miras a las próximas elecciones”, añadió.

Aseguró que el gobierno “ha visto que la única forma de inclusión social, salir de la pobreza y llevar el desarrollo es con la inversión”.

El dirigente Barrios recordó que una consulta popular realizada en setiembre pasado arrojó un 95% de votos contra la presencia de la empresa Candente Copper.

BUENOS DESEOS
Humberto Acuña Peralta, presidente regional de Lambayeque, dijo que existe mucha expectativa con la instalación de esa Mesa de Trabajo y expresó su confianza en que el diálogo logre consensos para desarrollo integral de este pueblo mediante proyectos y obras esperadas por muchos años.

Acuña recordó que los mismos comuneros habían solicitado la Mesa de Diálogo. “Creemos que el Ejecutivo no debe esperar mucho tiempo, el diálogo debe ser lo antes posible”, indicó.

Expresó que espera que no se registren actos violentos, con consecuencias lamentables, durante el paro iniciado por la comunidad campesina San Juan.

DESNUTRICIÓN CRÓNICA
El comisionado de la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad de la Presidencia del Consejo de Ministros, Vladimir Huaroc, dijo que la voluntad del gobierno es dialogar con todos los pueblos.

“Es la tercera mesa de trabajo a nivel nacional que se promueve para la atención de las demandas de los pueblos”, dijo.

Precisó que no será un engaño a la población pues se atenderá íntegramente los problemas del distrito de Cañaris.

“No es posible que no existan vías de comunicación y que el 78% de su población tenga desnutrición crónica. Son problemas que debemos resolver”, manifestó.



OPINAN VELÁSQUEZ QUESQUÉN Y ACUÑA PERALTA
“Esta gente no va a dialogar”
El congresista aprista de Lambayeque Javier Velásquez dijo a LA PRIMERA que la estrategia de lo que llamó sectores antimineros de Cañaris es la misma de los que se oponen a Conga.

“Igual que Saavedra en Cajamarca, condenado por terrorismo, el exconvicto del MRTA, quien purgó prisión por el mismo delito, se opone a la inversión y es uno de los agitadores en Cañaris”, añadió.

“Es la misma estrategia, no quieren la inversión y creo que esta gente no va a dialogar. No a la inversión es la voz de los sectores que rechazan la minería que en el caso de Cañaris, daría más de 400 millones de metros cúbicos de cobre, suficientes para impulsar proyectos y obras de desarrollo en beneficio de esa comunidad”, indicó y lamentó que “el gobierno estaría actuando con guantes de seda”.

El legislador Virgilio Acuña Peralta (Solidaridad Nacional) señaló que el conflicto ocurre porque ha habido desatención de parte del gobierno y el ministro de Energía y Minas porque antes, los dirigentes comuneros se dirigieron al premier Juan Jiménez pero no los atendió.

“Es en esas circunstancias cuando surgen los infiltrados que son los que promueven las protestas”, acotó.

Refirió que el gobierno debe acercarse más a estos pueblos. “Yo creo que el gobierno debe promover mayor acercamiento con los comuneros para explicarles los beneficios de la inversión minera, sin embargo, ocurre que muchas veces, más caso le hacen a los infiltrados que al gobierno”, anotó.

Lamentó que no se haya llegado a una solución en un caso de exploración donde aún no se sabe si habrá o no mineral e insistió en que estas protestas de esta comunidad vienen desde mediados del año pasado.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...
0.74860906601