Susel Paredes: No Keiko, no García

Tiene un temperamento de choque, frontal y valiente. Va encabezando la lucha y no está en el escritorio dirigiendo el operativo. Es una gerente de Fiscalización de lujo de Los Olivos, distrito donde pelea contra las discotecas sin licencia, después de convertir en su escritorio de trabajo cotidiano la madera del piso de una discoteca que funcionaba en la última planta del Palacio de la Juventud. “Cerramos esta discoteca y con la madera hice mi escritorio”, dice.

| 17 agosto 2015 12:08 PM | Política | 1.8k Lecturas
Susel Paredes: No Keiko, no García
Susel Paredes: No Keiko, no García
1859

Demostró sus cualidades al enfrentarse a los bravos de La Parada en los tiempos de Susana Villarán y poco a poco fue convirtiéndose en una lideresa mediática porque también es defensora activa de los derechos de los homosexuales y toda la diversidad de géneros. “Me siento orgullosa se serlo”, enfatiza.

Además es una lideresa de opinión, de esas que sueltan la palabra de manera fuerte sin el temor al qué dirán. Se abre espacios por su franqueza. En este diálogo habla de las izquierdas y, sobre todo, del peligro que se nos viene en el 2016.

—¿Sigue siendo socialista?

—Sí.

—¿Y por qué no milita en el Partido Socialista?

—Bueno, yo me separé luego de que el Partido Socialista decidió apoyar a Ollanta Humala.

—¿De qué año estamos hablando?

—Del 2009, más o menos. Me fui del partido y después hemos visto cómo los nacionalistas traicionaron a nuestro líder Javier Diez Canseco.

—Tanto que Marisol Espinoza tuvo que votar contra Javier Diez Canseco en el Congreso.

—Imagínate. Por eso, quisiera aprovechar para expresar mi respeto más grande a Liliana, la viuda de Javier, porque supo poner la distancia necesaria con los nacionalistas cuando falleció su esposo. Yo he hecho guardia durante su velorio, por el inmenso respeto que le tenía, que le tengo.

—¿Cómo se dio cuenta en el 2009, faltando dos años para las elecciones, que no debía apoyarse a Humala?

—Porque no era un líder social, no tenía formación política ni de izquierda ni de centro. ¡Era un militar! Además yo tengo muchas dudas sobre el levantamiento de Locumba que algunos consideran como una gesta heroica para salvarnos. No me parece, porque yo he seguido el levantamiento del general Rodolfo Robles y compañía, como el coronel Enrique Aguilar, que dieron la cara, pusieron el pecho cuando las papas quemaban y arriesgaron su carrera. Yo veo este levantamiento más auténtico que el de Locumba.

CONVICCIÓN DE PODER

—¿Por qué quiere usted ser la presidenta del Perú?

—Yo ya he renunciado a mi anunciada precandidatura. Pero al margen de esto, quiero ser presidenta del Perú porque tengo la preparación, las condiciones, la convicción de poder, que son elementos fundamentales para ser presidenta del Perú.

—Pero si tiene esas cualidades, ¿por qué ha renunciado a su precandidatura?

—Porque estoy muy preocupada por la demora que están teniendo los bloques de izquierda y progresistas para conseguir un candidato de consenso. He renunciado para facilitar el entendimiento y como una forma de dar un paso al costado para ayudar a fin de que la unidad se concrete. Está Yehude con “Únete…” cuyo partido inscrito es el Partido Humanista. Está Sergio Tejada y en ese grupo los fonavistas tienen inscripción. Está Marco Arana con Tierra y Libertad inscrito. Están los movimientos sin inscripción, pero que pugnan por ser candidatos y no hay unidad hasta ahora.

—Está el Frepap con inscripción, tratando de formar otro bloque con socialistas de la vieja guardia y algunos políticos nuevos.

—También está la plataforma regional que integra a más de 25 movimientos regionales y que es liderado por César Villanueva. Yo renuncié para que el proceso de unidad se dé de todas maneras. Lo que quiero es un solo candidato y que represente a todas las organizaciones incluso el que mencionas. El candidato podría ser Tejada o Villanueva y la plancha podría estar integrada por Carmela Sifuentes de la CGTP o tal vez una mujer de las regiones. La cuestión es que hay que conseguir un candidato de consenso ya. Quiero decir que hay ánimo de unidad y todos los grupos le hemos dicho a Tierra y Libertad: unámonos, unámonos y ellos dicen: no, no, no, si está Yehude Simon no queremos. Yo creo que son muy puristas y al final quién se perjudica.

—Para usted quién debe ser el candidato de todo este sector. Nuestro compañero Raúl Wiener dijo que Claudia Cisneros podría ser una buena candidata.

—Habría que preguntarle a Claudia Cisneros. Un candidato a la presidencia debe tener conocimiento teórico y de campo del país, debe tener una hoja de vida limpia y convicción de poder, es decir, ganas de tener el poder en la mano. Sin esas cualidades no vamos a ningún lado. ¡¿Tú sabes qué es una campaña presidencial?! Es como una maratón. Por eso digo que hay que preguntarle a Claudia. Hay que preguntarle si quiere ser presidenta.

—Está bien; pero para usted, ¿quién debe ser el candidato?

—Creo que Sergio Tejada sería un buen candidato. También creo que Villanueva puede ser un buen candidato. Ya dije que en la plancha puede estar Carmela Sifuentes.

EN CAMPAÑA HACE RATO

—Y si la convocan para la plancha, ¿usted se animaría?

—No, porque yo quiero dar la oportunidad a otros y estoy en la labor de generar consensos.

—Pero usted tiene las condiciones

—Estoy en otras tareas.

—Digamos, a Verónika Mendoza le faltarían ganas de tener el poder ya. ¿Qué le falta a Tejada?

—El sí tiene ganas de tener el poder. Se ha acercado muy bien a los fonavistas que tienen inscripción. A mí no me gustan los fonavistas; pero si suman qué le podemos hacer, porque acá los enemigos principales son Alan y Fujimori, quienes son muy peligrosos y pueden ganar. Te imaginas si ganan, retrocedemos 30 años. Ni Alan ni Fujimori, nunca.

—¿Por qué cree usted que aún no se puede lograr la unidad que todos reclaman?

—Yo creo que aún quedan los rezagos de la izquierda antigua, en la que cada uno se creía el iluminado y quería llegar a la presidencia a como dé lugar. Todos decían “yo soy”, “yo soy”. Tenemos que eliminar el “yo soy”. Por eso di un paso al costado con la idea de dejar el camino libre hasta que se concrete la unidad, para que, por ejemplo, de la plataforma regional digan aquí tenemos el candidato, ¡perfecto! y avancemos. Yo estoy muy preocupada por la lentitud de nuestras decisiones y estamos estancados mientras los otros, los mismos de siempre, ya están en campaña hace rato.

—Y si esa plataforma dijera que han llegado a un acuerdo de que usted es la candidata de consenso, ¿qué diría?

—Pero eso no existe, pues; y si se daría el caso, en ese momento te contesto.

Susel Paredes

NO COINCIDO CON MULDER

—¿Usted coincide con Mauricio Mulder, quien en reiteradas ocasiones ha dicho que Alan García es inocente?

—Yo no coincido con él. Yo creo que Alan García es un genio, es un hombre que tiene un conocimiento de la política muy fino, que conoce todos los resquicios, las trampas, los túneles y las rendijas y por eso sabe por dónde escapar y por eso nunca hay que subestimarlo. Además tiene buena asesoría legal. Cuando ha estado en el poder ha hecho lo que un partido con convicción de poder haría: nombra a los trabajadores para que queden en la planilla de todas las instancias del Estado. En todos los organismos del Estado hay trabajadores, militantes apristas, inamovibles. Son fijos los aprista a los que no se les puede hacer nada. Están además en las instancias principales como el Poder Judicial, la Contraloría, la Fiscalía. Todos los otros gobiernos que han llegado han puesto a sus trabajadores en la modalidad de CAS, es decir, se acaba el gobierno y todos son despedidos. A los apristas nadie los puede despedir porque están nombrados. ¿Te das cuenta de la inteligencia de García? Por eso es que él siempre legalmente sale como inocente.

—¿Votaría por Alan García en alguna circunstancia?

—Por Alan García no votaría nunca.

EN UN PAÍS SIN PARTIDOS

Bruce sabe mantenerse en el poder

—¿De dónde le sale esa vena para hacer cumplir los objetivos de todas maneras?

—De Arequipa. Mi padre, que fue ingeniero agrónomo, nació allá y soy muy ligada a sus parientes y así, como yo, son los arequipeños.

—Usted es abogada sanmarquina, luchadora por la diversidad… ¿Nos puede decir cómo se llama su pareja?

—Se llama Carolina, pero no quiero hablar más de eso porque todo el mundo me pregunta. Pero quiero dejar en claro que soy lesbiana convicta y confesa y muy orgullosa de serlo. Además quiero decir que llegué a la administración pública después, digamos, de salir del clóset. A mí me han contratado sabiendo que soy lesbiana. Esa es la diferencia con Carlos Bruce y con otros.

—Hablando de Bruce, ¿qué puede decir de su facilidad de saltar de un partido a otro?

—Yo creo que es una persona que sabe qué grupo le puede llevar al poder y entra. Sabe cómo mantenerse en el poder. Es una manera de hacer política. Además estamos en un país sin sistema de partidos. Los partidos aparecen y desaparecen. Esto hace que, cuando los partidos toman decisiones contrarias a sus convicciones, lo militantes se pasan a otro. Ojo que eso no te hace tránsfuga. El tránsfuga es el que recibe dinero para pasarse a otro partido, sin tener convicción de ideas o de proyectos. Si un político se pasa a otro partido como estrategia para mantenerse en el poder no lo puedes culpar en un sistema como el nuestro.

Keiko Fujimori

SIGUE LIGADA A SU PADRE

Keiko recorre silenciosamente lugares remotos

—¿Conoce usted a Keiko Fujimori?

—Nunca la he visto.

—¿Nunca le ha dado la mano?

—Nunca.

—¿Por qué cree usted que ella, sin tener experiencia política, sin haber hecho casi nada en el Congreso, tiene una intención de voto mayor al 30%?

—No podemos desmerecer el trabajo de Keiko. Me explico. Keiko está trabajando para su elección no solo desde la campaña pasada sino desde mucho tiempo atrás. Además, en las últimas campañas regionales y municipales, por ejemplo, ella ha hecho lo que los otros candidatos presidenciales debieron hacer. Ha acompañado a sus candidatos en los distritos más remotos y se ha paseado por todo el país. Eso es muy inteligente.

—Además lo hace de manera silenciosa

—Va a Tarma, a Satipo, a muchos lugares de manera callada. Yo creo que estudia mucho y va siempre a las zonas claves; por eso ella tiene un sector rural y popular muy grande. Hay que tener presente que aun ahora existen lugares de la sierra y la selva a donde solo ha llegado Fujimori, su padre. Hay lugares donde las carreteras esperadas por décadas las ha hecho Fujimori. Ella aprovecha todo esto.

PPK Pedro Pablo Kucsinsky

CONTRA GARCÍA Y KEIKO

Yo votaría por él, pero debe devolver pasaporte gringo

—Si hubiera algún conflicto de cualquier índole entre los Estados Unidos y el Perú, ¿usted cree que PPK apoyaría al Perú o a los Estados Unidos?

—Yo creo que la decisión no solo depende del Presidente sino de los que acompañan al Presidente. Yo creo que es un grave error que hasta ahora no haya renunciado a su nacionalidad estadounidense, porque se presta a dudas como la que planteas en tu pregunta. Bueno, lo cierto que ha nacido aquí, su padre ha trabajado aquí.

—Trabajó también para empresas estadounidenses

—Su papá también trabajó para leprosorio. Digamos que las empresas no tienen nacionalidad.

—En todo caso, ¿cuál es su opinión sobre PPK candidato?

—Yo creo que ante el peligro de tener a García como presidente o a Keiko como presidenta, no habrá otra cosa que votar por PPK.

—¿Entonces, usted votaría por PPK?

—En una segunda vuelta, para que no salga Keiko o García, sí. No lo dudaría. Pero que ya entregue ese pasaporte.

—Hay voces que dicen en ese caso lo mejor sería votar en blanco o viciado.

—Y si el blanco o viciado permite que gane Alan o Keiko yo no me lo perdonaría nunca. Con el país no se juega. Si con mi voto por PPK ayudo a que Keiko y Alan vuelvan entonces voto por PPK. ¿Te imaginas que retornen? ¡Nos matan a todos!

ADEMÁS

—¿Cree usted que Keiko se ha desligado políticamente de su padre?

—No, se nota que está alrededor de ella la misma gente que gobernó con su padre. Me han dicho, no he visto. Me dijeron que hay una división entre los ultra hinchas de Fujimori y los “keiquistas”. Da risa, pero me han dicho que hay congresistas que resaltan en sus oficinas las fotos de Keiko y otros que resaltan las fotos de Fujimori.

Paco Moreno


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital