Soy inocente, jura Lourdes

La candidata a la alcaldía de Lima por el PPC-Unidad Nacional, Lourdes Flores, dijo a LA PRIMERA “no recordar” si trató el proyecto de industrialización de la basura –incluido en su plan de gobierno- con las empresas española ACS y brasileña Camargo Correia, bajo la intermediación del cuestionado lobbista Remigio Morales Bermúdez.

Por Diario La Primera | 21 set 2010 |    
Soy inocente, jura Lourdes
Pretende desenmarcarse de empresas cuestionadas.
Dice “no recordar” si trató sobre industrialización de la basura con cuestionadas transnacionales ACS y Camargo Correia y que sólo escuchó a sus ejecutivos.

Más datos

DETALLE

Flores sostuvo que su único compromiso está en el plan de gobierno del Partido Popular Cristiano, su agrupación política. “Los programas específicos y, en todo caso, las obras específicas que el PPC y Unidad Nacional se han comprometido, las hemos puesto por escrito, y en un libro. Esas son a las que nos comprometemos. Lo demás tendrá que producirse en el curso de una administración (edil)”, enfatizó.

“No lo recuerdo (haber tratado el tema de la industrialización de la basura con las compañías ACS o Camargo Correia). No recuerdo de ello. Que he conversado con otras empresas y con microcomercializadoras. Sobre el tema de la basura, ¿con quién me he reunido, por citar los casos? Por supuesto con las empresas que prestan los servicios, con las asociaciones de recicladores”, anotó.

Flores consideró que “mucho más nacido” de una iniciativa personal suya “es lo que he presentado recientemente en el río Chillón, conversando con una asociación de recicladores, que lo que cualquier empresa pueda haber planteado”.

“Nuestro plan sobre la industrialización de la basura se acerca mucho más a lo que –por ejemplo- una ONG como Ciudad Limpia ha hecho, en el trabajo con recicladores. Y a lo que, en concreto, la señora Esperanza nos transmitió cuando vino con Asociación de Recicladores. Eso está recogido en nuestro plan de gobierno, casi textualmente. Y no me haga decir que la señora Esperanza sea una lobbista. Nos ha parecido interesante”, dijo con ironía.

Nada de nada
Negó que en la reunión que sostuvo con las compañías ACS y Camargo Correia se hayan finiquitado con antelación acuerdos o preacuerdos de contratos en materia de industrialización de residuos sólidos para la ciudad de Lima. “Pero, ¡Dios nos libre! A los señores, los he conocido en una reunión de diez minutos. Los he escuchado con atención, les he invitado un café y les he dicho, muchas gracias. No hay compromiso con nadie donde tiene que haber la máxima transparencia”, subrayó.

“Cuando le digo no me acuerdo es que no se dijo nada importante. Nada que pueda constituir un programa en particular. Ambas empresas, como tantas, me han explicado a qué se dedican, qué cosas hacen, qué proyectos tienen. Traen sus “brochures” (material impreso propio de una empresa), pero no ha habido un solo programa (en el que puedan habernos dicho): Oiga usted, estoy interesado en llevar adelante este proyecto. No, no habido”, remarcó.

A cientos de personas
Tras reiterar que en una etapa de campaña electoral ha recibido a cientos de personas, la postulante de Unidad Nacional consideró que “no hay forma humana de concretar un solo proyecto, porque no es la etapa para hacerlo”.

En todo caso, manifestó que cuando se tenga que desarrollar un proyecto de construcción se hará con los procedimientos que la ley establece. “Es decir, con la mayor transparencia y con recursos públicos. Y, por último, con iniciativas privadas que también tienen una etapa pública”, especificó.

En otro momento, la candidata edil afirmó que a ninguna de las cientos de empresas, personas, funcionarios y profesionales que dijo haber recibido, le requirió sobre determinado proyecto municipal. “Nunca he obtenido (o dicho): Oiga usted, fulano de tal, me trae tal proyecto. Mi mente no está para eso. Entonces, sí, me han hablado que son empresas constructoras, que tienen un brochur inmenso con todas las obras que realizan en el mundo. (Y a ellos les dije únicamente) que bueno, muchas gracias, les agradezco mucho”, apuntó.

En declaraciones formuladas tras la firma de un “Pacto ciudadano por la infancia”, Flores recalcó que sus conversaciones con representantes de empresas y consorcios transnacionales fueron “diálogos generales” sobre lo que hacen en sus países y en el mundo. “Por eso yo no les doy ninguna importancia, y los considero uno más de los 200, 300 o mil casos de personas que he recibido. Entonces, yo a veces me río porque, claro, siempre hay una idea interesante de alguien que se recoge con interés, pero que no es parte (de un compromiso)”, comentó.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.