“Sindicalistas” armados son un peligro

El secretario general de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), Mario Huamán, pidió a la Policía Nacional que incaute las armas del sindicalista aprista Augusto Ramos Dolmos y su agrupación porque, dijo, supuestamente usan las armas con fines delictivos.

 

| 16 marzo 2012 12:03 AM | Política | 2.9k Lecturas
Secretario general de CGTP, Mario Huamán, pide incautación urgente.

Más datos

ATESTADO POLICIAL

El atestado policial indica que a los sindicalistas apristas los encontraron “en las inmediaciones de la cuadra 5 de la Av. Lima (Villa El Salvador) con el fin criminal de perpetrar el delito de robo agravado a la tienda de electrodomésticos Elektra, situada en la intersección de la calle José Gálvez y la Av. Lima”.
2972

“Pido a la Policía que desarme a esta gente que no representa a los verdaderos obreros de la construcción civil y hacen un grave daño a los empresarios y al país. Ramos Dolmos y su gente usan estas armas para la extorsión de empresarios cobrándoles cupos. También amedrentan a los trabajadores”, indicó.

Afirmó que Ramos Dolmos fue “uno de los sindicalistas vinculados, promovidos y financiados por el gobierno aprista”.

Huamán aseguró que el referido sindicalista y otros dirigentes “cargan armas de largo alcance que solo tienen el Ejército y la Policía y andan con mucha gente”. “Se dice que Agustín Mantilla es quien les provee de armas”, apuntó.

Agregó que el gobierno anterior lo protegió “pese a que estaban informados de la violencia y extorsiones que hacían” e incluso la Dirección General de Control de Servicios de Seguridad, Control de Armas, Munición y Explosivos (Dicscamec) de ese entonces “les dio todo el aval para que tengan armas y ataquen a los verdaderos trabajadores”.

Dijo también que este “mal dirigente disputa obras y extorsiona no solo pidiendo dinero a los empresarios, sino colocando 20 a 40 obreros con salarios y beneficios, pero sin trabajar, y así van de obra en obra a Lima y provincias”.

Manifestó que la detención de Ramos y sus allegados por parte de la Policía de la División de Robos de la Comisaría de Villa El Salvador se justifica “porque los dirigentes sindicales no deben andar armados con el pretexto de protección, pues el deber de un líder de construcción civil es concientizar y velar por el derecho de los trabajadores”.

Pidió que investiguen por qué Ramos Dolmos y su gente fueron liberados a pesar de todos sus antecedentes y todo el armamento que poseían. “Se dice que le estaban ofreciendo al comandante que hizo la intervención 20 mil dólares para que los suelten, por qué salió rápidamente, no lo sé, no me consta, por eso pido que investiguen por qué lo dejaron libre”, sostuvo.

RAMOS DOLMOS SE DEFIENDE
El secretario general de la Federación Nacional de Trabajadores de Construcción Civil, Augusto Ramos Dolmos, admitió que él y su comitiva fueron intervenidos por la Policía en Villa El Salvador y que él portaba un arma con el permiso correspondiente al tiempo de indicar que él y sus acompañantes no son personas de mal vivir.

Señaló, mediante carta notarial, que el arresto policial del sábado pasado fue “una confusión” y que fueron intervenidos en Villa El Salvador cuando “nos trasladábamos en dos vehículos, tanto dirigentes como trabajadores, a la ciudad de Chincha” para asistir a una invitación del Sindicato de Trabajadores de Construcción Civil de Chincha. Aceptó que transportaban armas de fuego con las respectivas licencias vigentes otorgadas por la Dicscamec, “las mismas que eran transportadas por nuestros trabajadores y miembros de seguridad, en mérito a que anteriormente hemos sido víctimas de atentados criminales contra nuestra integridad física y nuestras vidas”. Añadió que ante las “imputaciones falsas” fueron puestos en libertad por parte del Ministerio Público.

ATESTADO
Por otro lado, el mayor de la Policía Gilberto Juárez Fuentes, jefe de la División de Robos de la comisaría de Villa El Salvador, dijo que el atestado que enviaron el sábado 10 de marzo a la Fiscalía de Turno Permanente Lima Sur, sobre el caso de la detención de Ramos Dolmos y sus nueve acompañantes, mantenía el mismo argumento de intento de robo agravado por parte de los detenidos en mención. Sin embargo, la Fiscalía pidió a la Policía que amplíe las investigaciones en un plazo de 30 días.

Los detenidos fueron Augusto Ramos Dolmos, Jhonny Cárdenas, Martín Gutiérrez, Ever Mendoza, Claudio Ripaca, Cipriana Mejía, Edwin Cayo, Eduardo Torres, Henry Narváez y Jonathan Sánchez.

El atestado policial indica: “Personal del Departamento de Investigación de Delitos contra el patrimonio, Divincri V.E.S, dando el cumplimiento al Plan de Operaciones Retén 2012, y previas acciones de inteligencia, tomó conocimiento que un aproximado de diez personas viajaban a bordo de vehículos motorizados y portando armas de fuego automáticas”.


Javier Solís
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD