Secreto descubierto

Un secreto bien guardado sobre actos contra los derechos humanos en los Estados Unidos ha salido a luz casi medio siglo después. El caso demuestra que Edward Snowden, el agente que ha filtrado información sobre secretos oficiales estadounidenses, tuvo precursores.

| 09 enero 2014 09:01 AM | Política | 2.1k Lecturas
Secreto descubierto
Espionaje descubierto
2135

La PrimeraLa historia parece novela. El 8 de marzo de 1971, en plena guerra de Vietnam, ocho jóvenes norteamericanos, contrarios a la agresión contra Vietnam, decidieron mostrar documentos que revelaban los métodos turbios con que el FBI espiaba y perseguía a los ciudadanos que consideraba peligrosos. Lo hicieron irrumpiendo en una oficina del FBI situada en un suburbio que estaba a 35 kilómetros de Filadelfia.

La noche era perfecta. En ese momento se enfrentaban en pelea histórica Mohammed Alí y Joe Frazier. Los pacifistas habían estudiado el local durante meses y sabían que este no tenía sistema de seguridad.

Keith Forsyth era el encargado de violar las cerraduras. En el lugar encontró documentos reveladores y los introdujo en varios portafolios. Luego escapó y entregó los papeles a sus amigos que lo esperaban afuera en varios automóviles.

Lo que encontraron resultó abrumador. Expuso los métodos que aplicaba J. Edgar Hoover, un policía que era anticomunista visceral y homosexual desenfrenado. Se vio cómo vigilaba a estudiantes contrarios a la guerra de Vietnam, a afroamericanos y a sospechosos de izquierdismo entre los intelectuales y artistas del país.

En uno de los archivos se halló una carta dirigida al pastor negro Martin Luther King, quien había sido asesinado en 1968. En la misiva amenazaban a King con revelar sus relaciones extramaritales si es que no se suicidaba.

Los jóvenes conjurados no aparecieron en público. Entregaron los documentos a los diarios más importantes del país, los cuales nunca supieron quiénes los habían reunido y entregado de forma anónima pero con la seguridad de su origen oficial. Los datos fueron revelados paulatinamente y sin duda contribuyeron a la lucha contra la agresión en Vietnam. El clima hostil obligó al retiro vergonzoso del ejército más poderoso y más despiadado del mundo.

Por supuesto que el FBI emprendió una investigación para dar con los ladrones. Nunca los descubrió, debido a que estos decidieron no comunicarse entre sí.

The New York Times, que ha recordado la historia, precisa que esta se ha conocido gracias al libro: El robo. El descubrimiento de los secretos del FBI de J. Edgar Hoover de la periodista Betty Medsger. Algunos de los protagonistas contaron la peripecia, que fue una hazaña a favor de la paz en Vietnam y de los derechos civiles para los ciudadanos de los Estados Unidos.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital