¿Se percataron de la elegancia de Montesinos...?

¿Se percataron de la elegancia de Montesinos en su presentación ante la corte que juzga a Fujimori por el asunto de los diarios chicha, donde finalmente no quiso declarar?

| 10 junio 2014 08:06 PM | Política | 3.7k Lecturas
¿Se percataron de la elegancia de Montesinos?
El terno de Montesinos
Por: Raúl Wiener
3772

Para no decir nada, el exasesor se puso un terno impecable, ajustado a su talla actual, más delgada que cuando fue detenido, con una corbata y camisa de las mejores marcas y un pañuelo rojo haciendo juego con la corbata, como si se tratara que fuera a una recepción diplomática o algo así.

No hay duda que el hombre quería trasmitir poder a partir de este detalle, que significa que hay un sastre, de los mejores, que lo visita en la base naval para tomarle las medidas y que posiblemente hay un ropero de prendas de calidad para su uso cada vez que las cámaras lo tienen en la mira.

Indica además que puede seguir pagando gustos extravagantes como cuando andaba como segundo del esquema de gobierno de los 90, y que le interesa dar a entender que tiene control sobre lo que está ocurriendo.

El contraste es fantástico con la imagen que quiere proyectar su antiguo jefe, Alberto Fujimori, el que si quisiese tendría una vestimenta tan igual o mejor que las de Vladimiro, y haría entrar a su chalet-presidio sastres y comerciantes de ropa de calidad, como hace ingresar grupos musicales, damas de compañía y otros a la Diroes.

Si Alberto Kenya aparece trajeado como un menesteroso, desarreglado y despeinado, con el rostro compungido, mientras escribe órdenes para sus partidarios sobre las elecciones municipales, sin prestar atención a los jueces, es porque quiere inspirar lástima, lo que nunca trata de hacer Montesinos.

La alegoría podría ser retroceder en el tiempo a aquella presentación ante la televisión en la que la pareja presidencial de aquella época llegó con ternos idénticos, corbatas exactamente iguales y camisas sin diferencias. Una vestimenta duplicada que quería decir que los dos hombres eran equivalentes e intercambiables.

Hoy el que fuera asesor con todos los poderes conferidos por el presidente, ha querido marcar la diferencia. Uno es la imagen ladina del que quiere pasar por débil para que el pueblo pida que le indulten, y el otro soberbio que busca hacer notar que nunca se ha rendido.

En mi libro “Fe de Ratas”, cuento la historia del sastre que tenía el asesor del SIN en Chacarilla del Estanque, que era llevado a Las Palmas cada vez que quería que le hiciera un terno y que fue el que hizo las vestimentas que se usaron en la entrevista de Álamo Pérez Luna en 1999. A este sastre enviaba Vladimiro a jueces, generales y parlamentarios para que les hicieran ternos a su cuenta, como complemento de los sobres de dinero que recibían de sus manos.

No sé si el sastre Vásquez Ayerbe sigue sirviendo a su antiguo cliente. Lo que es claro es que Montesinos sigue siendo un actor político.

Raúl Wiener


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital

Deje un comentario

Espere...