Se oxidan portatropas de García

Cerca del mar y abandonados en un almacén yacen los portatropas, supuestamente adquiridos de manera irregular durante el último gobierno de Alan García, en los muelles del Callao, al lado de las instalaciones de la Pesquera Tasa de la familia Brescia.

| 11 noviembre 2012 12:11 AM | Política | 1.8k Lecturas
Se oxidan portatropas de García
Gobierno aprista juró que compra había sido cancelada, pero llegaron al Perú y están abandonados.
1830

Se trata de los portatropas israelíes comprados en el 2009 durante la gestión del entonces ministro del Interior aprista Octavio Salazar –hoy congresista del fujimorismo- operación que fuera anulada años después por su sucesor debido a la sobrevalorización de los equipos y al incumplimiento de las especificaciones técnicas.

Fue un tremendo escándalo revelado por la prensa de investigación, lo que obligó al gobierno a anunciar en febrero de 2010, a través del premier Javier Velásquez Quesquén, que se cancelaba la compra.

Velásquez Quesquén aseguró entonces que el gobierno iba a demandar a los estafadores, situación en la que estaban desde el viceministro del Interior, Samuel Torres, y el jefe de del concurso de selección Hans Heysen, hasta la empresa Hatehoff que vendió el producto.

Pues bien, dos años después nadie está preso ni procesado por este caso, pero lo más curioso es saber que quien visite los muelles del Callao, al lado de las instalaciones de la pesquera Tasa se encontrará con un muelle que da acceso a la Almacenera Chillón, en la que están guardados en todo este tiempo entre 40 y 44 tanquetas y portatropas de la Policía que eran parte del lote denunciado y que ahora sufren diariamente la corrosión del mar hasta que se hagan inoperativos.

El material está colocado a dos o tres metros del mar, apesta a óxido y está perdiendo su color. No hay atención a estos vehículos, ni razón por la cual no fueron devueltos o incorporados mal que bien a la actividad policial (ahora que se habla de nuevas compras policiales) o finalmente por qué no se les aleja del mar.

Es casi seguro de que si se ganara la demanda contra los israelíes, éstos se descontarían el daño producido a sus máquinas, mientras que el Estado peruano habrá gastado muchísimo dinero pagándole a la Almacenera Chillón por mantener guardados estos blindados que no le sirven a nadie ni a nada.


Raúl Wiener
Unidad de Investigación


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...
1.111536026