Se lavan las manos

Los trabajadores del despacho de la congresista Margarita Sucari y ésta incurrieron ayer en contradicciones al declarar ayer ante la Comisión de ética del Congreso por el recorte del sueldo de Ivonne Araujo, sostuvo la congresista Karina Beteta.

Por Diario La Primera | 30 ago 2008 |    
Se lavan las manos
Caso de la cuestionada congresista Sucari se complica.
Trabajadores incurren en contradicciones en caso de la congresista Margarita Sucari.

La contradicción estriba en que Sucari aceptó el recorte irregular del sueldo de Araujo, cometido, según la parlamentaria, “en un acto de buena voluntad” y para cubrir los honorarios de otros profesionales que colaboraron en la investigación de la carretera Interoceánica, mientras sus trabajadores Giovanni Palacios e Isabel Salinas aseguraron que la congresista no sabía de estos hechos.

El ingeniero Humberto Malatesta, uno de los beneficiarios de parte del sueldo de Araujo, según la congresista Sucari, manifestó en una carta dirigida a la presidenta de la Comisión de Ética ser “totalmente ajeno” a este caso; aunque durante sus descargos la parlamentaria denunciada presentó un recibo (informal) firmado por Malatesta por la recepción de una cantidad de dinero.

Luis Galarreta censuró la actitud de los trabajadores y pidió oficiar al Ministerio Público para que inicie un proceso judicial contra ellos por mentir al Congreso. Beteta también dijo que ha quedado pendiente ahondar sobre el pago a Araujo por “un mes que no trabajó”.

La comisión acordó citar al congresista Oriol Anaya para el martes próximo, para escuchar su versión de los hechos, toda vez que hasta el momento no se ha presentado por su voluntad. León informó que ese mismo día estarán listos los informes finales de los casos de Sucari, Carlos Torres Caro y Gustavo Espinoza, estos últimos indagados por una grabación comprometedora.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.