Se consuma vergüenza

El legislador fujimorista Ricardo Pando se salvó de ser ­acu­sado constitucionalmente y suspendido en sus funciones por la contratación irregular de Liliana Amelia Reátegui.

Por Diario La Primera | 04 abr 2008 |    

La acusación no prosperó al alcanzar sólo 37 de los 47 votos necesarios, ocho congresistas votaron en contra y once se abstuvieron. Extrañamente, muchos parlamentarios desaparecieron de manera vergonzosa a la hora del voto.

“Debo reconocer que hubo un error de mi parte”, dijo el legislador Ricardo Pando, sin ocultar su alegría por este regalo cómplice de sus colegas, que no saben castigar a quien se lo merece.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.