Se fue de boca en caso de espionaje

El fiscal William Montes, quien fue separado del caso de espionaje a ministros y otros altos funcionarios del Estado cometido por el periodista de “Perú.21” Rudy Palma, confirmó que el director de ese tabloide, Fritz Du Bois, complicó la situación de su editora de Economía, Gina Sandoval, con sus declaraciones a la Policía.

Por Diario La Primera | 22 jun 2012 |    
Se fue de boca en caso de espionaje
Fiscal no se guarda nada y señala que Du Bois echó a su editora.
Fiscal confirma que director de “Perú.21” complicó situación de su editora

Más datos

LA REVISTA PATINA

La revista Caretas no dice la verdad cuando afirma que LA PRIMERA estuvo presente en la detención de Rudy Palma. Eso es totalmente falso. Y también yerra cuando dice que hemos tenido “información privilegiada” por ser supuestamente “un diario ligado al gobierno”. Sucede simplemente que somos de los pocos que han informado sobre el tema sin limitarse a reproducir lo que dice el periódico involucrado. Por cierto, jamás tuvimos acceso a la transcripción de una conversación grabada, como Caretas, que publica una de la editora de Economía de Perú.21, Gina Sandoval.

Montes, en declaraciones a la revista Caretas, dijo además que no descarta que en el caso haya, además de Palma, otros involucrados porque el periodista vulneró el sistema informático de la Presidencia del Consejo de Ministros y los ministerios de Energía y Minas, Comercio Exterior, Palacio de Gobierno.

“Hay dos personas denunciadas: Rudy Palma y Gina Sandoval. No descarto que haya otras personas involucradas. Esa era mi hipótesis, pero con todo esto se ha pretendido que no siga avanzando. (…). Fue su propio jefe, el director de Perú.21, Fritz Du Bois, el que declaró que Sandoval tenía conocimiento total de las informaciones que recibía Palma, y eso fue determinante. El atestado policial estaba formulado contra tres personas: Palma, Sandoval y Du Bois, pero decidimos excluir al director de Perú.21 porque no existían elementos suficientes para denunciarlo y eso demuestra nuestra independencia. La apreciación que dio el señor Fritz Du Bois fue que ella conocía obligatoriamente de donde provenía toda la información hackeada”, dijo Montes a la revista Caretas.

DESCARTÓ PRESIONES
Montes indicó además que cuando realizaba las investigaciones no recibió ningún tipo de presiones del gobierno o del Parlamento, como dijeron algunos opinantes conservadores. “Yo descarto presiones políticas de toda índole”, señaló.

Negó también que el ministro de Comercio Exterior, José Luis Silva, lo haya visitado para hablar del tema con él. “No, no he hablado con él, pero es natural que un ministro transmita sus preocupaciones. Silva ha sido víctima de una vulneración directa de sus correos electrónicos. Han amenazado a su familia. Eso es grave”, apuntó.

GALARRETA
Dijo que no sabía que en la lista de los teléfonos que fueron intervenidos legalmente por la Policía en el marco de la investigación del caso está el número de celular del Congreso asignado al parlamentario Luis Galarreta.

“La orden para intervenir los 21 números telefónicos se da el sábado 28 de abril, es decir, a los tres días de la captura de Palma. Y Telefónica nos dio la identificación de los números recién el 19 de mayo. Si yo esperaba hasta ese día no habría conseguido nada, pues. Lo que ocurrió fue esto: el sábado 28 y el domingo 29 de abril este teléfono aparentemente estaba desconectado porque no emitió ninguna comunicación. Nada. Recién el lunes 30, el teléfono es activado y se comenta que la persona interceptada se dirigía a un evento en el Congreso. Se escucha el apellido Galarreta y es ahí donde empieza la sospecha de que podía tratarse del teléfono del congresista. Ese mismo día y por la simple sospecha que se tenía, ‘cerramos’ el teléfono”, manifestó.

579 CORREOS CHUPONEADOS
Yo creo que él no actuó solo
Para el fiscal William Montes, Palma no sería solo un fisgón y, por la magnitud del espionaje que realizó, es muy difícil que haya actuado solo.

“Tenemos 579 correos electrónicos intervenidos, comunicaciones personales de ministros de Estado, con información que no sabemos a dónde nos puede llevar”, dijo al responder una pregunta de Caretas sobre los indicios que lo llevaron a plantear que en el caso hay una organización criminal.

“Hay una resolución legislativa que faculta el ingreso de tropas extranjeras al país (entre la información que obtuvo Palma). También se interceptó una comunicación del ministro de Comercio Exterior con funcionarios extranjeros sobre acuerdos muy delicados. ¿Cómo es posible que alguien ingrese con tanta facilidad a la Presidencia del Consejo de Ministros? Palma ha reconocido que interceptaba correos de altos funcionarios desde el año 2007. ¿Eso no le importa a nadie? Yo creo que él no actuó solo”.

LA PITA SE ROMPE POR EL LADO MÁS DÉBIL
–El fiscal de la Nación ha dicho que el ‘chuponeo’ a Galarreta fue un error.

–El criterio para asumir este procedimiento fue dispuesto por la fiscal de la Nación encargada que era Gladys Echaíz (el doctor José Peláez se encontraba fuera del país en ese momento). Ella fue la que determinó que el caso pase a manos de Crimen Organizado. En consecuencia, esto pasó por varios filtros dentro del Ministerio Público. Lamentablemente, la pita se rompe por el lado más débil.

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.