Sale hoy nuevo paquetazo de decretos

Entre junio y julio del 2008, el gobierno lanzó un diluvio de decretos legislativos con el cuento del TLC (la mayoría no tenía nada que ver con el tema) y desató una conmoción nacional. Ahora el nuevo pretexto es la crisis internacional y el estímulo y promoción de la producción y el empleo, y a partir de esa idea ya llevamos siete tandas de “decretos de urgencia”, que tienen categoría de ley y que por supuesto no han sido revisadas ni discutidas por el Congreso.

| 15 febrero 2009 12:02 AM | Política | 393 Lecturas
393

Las nuevas disposiciones tocarán, de cualquier forma, asuntos sensibles como las modificaciones en los procesos de selección para la contratación de consultorías de obras. El argumento es que se debe agilizar la aprobación y el desembolso de recursos de inversión, pero en manos de un gobierno en el que pululan los Rómulos, Químper y otros, eso resulta más que peligroso. Otro decreto “urgente” que va en la misma línea es el que traslada al 2010, la obligación de subsanar ante el SNIP, cuando no se cuente con estudios de Proinversión para proyectos en ejecución.

Hoy también debe conocerse la parte complementaria del Decreto de Urgencia N° 015-2009, que otorga 150 millones de soles a Foncodes, bajo la jefatura de Carlos Arana, para la adquisición de bienes de uso escolar a las micro y pequeñas empresas, que los observadores han caracterizado como un fondo experimental de campaña electoral.

Se anuncia también un decreto de urgencia que dará partida de nacimiento a un Programa Especial de Reconversión Laboral (PERLAB), con el objeto de promover el empleo y proteger la empleabilidad de los trabajadores afectados directamente por la crisis internacional, para lo cual se ha asignado la suma de S/. 100 millones de soles.

El punto crítico aquí es que el gobierno no admite oficialmente el derrumbe de su estrategia exportadora, a pesar de que ya se encuentra liderando una campaña para la compra de productos peruanos y previendo inversiones para reubicar la mano de obra. Esta falta de claridad sobre lo que está ocurriendo, impide empeñarse en una transformación de fondo del aparato productivo.

Lo más grave es que el gobierno sigue culpando de los problemas de la inversión pública y de las asociaciones con el capital privado, a los organismos de control. Como si quisiera gobernar y gastar, sin fiscalizadores.

Raúl Wiener
Redacción

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD