Saldrá libre marino que quemó a joven

El abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL), Carlos Rivera, declaró ayer a LA PRIMERA que los miembros de la Corte Suprema de Justicia habrían votado ya a favor de que se anule la sentencia de 20 años de cárcel al comandante de la Marina en situación de retiro Andrés Egocheaga Salazar que fijó en enero la Sala Penal Nacional tras hallarlo culpable de la muerte del menor Indalecio Pomatanta Albarrán.

| 22 agosto 2009 12:08 AM | Política | 608 Lecturas
Saldrá libre marino que quemó a joven
Familiares de joven asesinado exigen que criminal siga en la cárcel.
Corte Suprema anuló sentencia de 20 años a oficial que dirigió operación militar que detuvo, torturó y quemó vivo a menor Indalecio Pomatanta.

Más datos

DETALLE

La condena a Egocheaga fijó también el pago de 200 mil nuevos soles por concepto de reparación civil, que el referido oficial debe asumir de modo solidario con la Marina de Guerra del Perú, como tercero civilmente responsable.
608

El letrado sostuvo que los primeros días de la semana que se acerca, la corte hará pública la sentencia que realmente es un escándalo judicial porque el proceso judicial demostró la forma y circunstancias en que el oficial Egocheaga dirigió personalmente la operación militar que detuvo, torturó y quemó vivo al joven Pomatanta. Sin embargo, dijo Rivera, curiosamente la Segunda Fiscalía Suprema en lo Penal ha solicitado, en un dictamen de fecha 15 de junio de 2009, se anule la sentencia condenatoria dictada por la Sala Penal Nacional y la corte le ha hecho caso.

Rivera señaló que el principal argumento que utiliza la fiscal suprema adjunta, Bersabeth Revilla Corrales, es que existen múltiples contradicciones entre las declaraciones de los testigos (los miembros de la patrulla “Aries”) y el condenado Egocheaga que ofrecieron en el proceso de la justicia militar, con las declaraciones que hicieron en el juicio oral ante la Sala Penal Nacional. “Pero el proceso de la justicia militar fue declarado nulo y, por lo tanto, nada de lo que allí se hizo tiene valor alguno”, refirió.

Agregó que la Fiscalía simplemente ha transcrito los alegatos de la defensa del marino condenado, ya que en el texto del dictamen también intentan destacar la inicial versión de los militares, de que los hechos fueron un simple accidente cuando Pomatanta pretendía fugar de la intervención militar. La madrugada del domingo 2 de abril de 1995, en la localidad de San Alejandro (Ucayali) integrantes de la patrulla “Aries” ingresaron al domicilio de la familia Pomatanta Albarrán para interrogar a Indalecio, que entonces tenía apenas 17 años. Luego, los efectivos rociaron en su cuerpo tres galones de gasolina y le prendieron fuego. Indalecio se mantuvo vivo por cuatro días más, y antes de morir por las graves quemaduras -6 de abril de 1995- dio los nombres de sus asesinos ante un noticiero de televisión.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD