Saba es el próximo

Tras las renuncias del ministro de Energía y Minas, Juan Valdivia, y del presidente de Petroperú, César Gutiérrez, la siguiente cabeza que rodará por el escándalo de los “petro-audios” es la del presidente de Perupetro, Daniel Saba, aseguraron ayer fuentes cercanas al gobierno, según las cuales Saba no puede eludir su responsabilidad en el caso.

Por Diario La Primera | 07 oct 2008 |    
Saba es el próximo
El hombre que se aferra a su cargo en Perupetro.
Pese a que el escándalo lo afecta directamente, el presidente de Perupetro, Daniel Saba, se niega a renunciar, pero su cabeza parece la siguiente que caerá.

Saba se aferra al argumento de que la licitación se hizo en buena ley y que nada prueban contra él los audios en los que Rómulo León Alegría y el vicepresidente de Perupetro, Alberto Químper, se complacen de tener manejada a Perupetro, en beneficio de los noruegos, y hablan de lo que van a ganar por ello. Según Saba, los audios fueron filtrados a la prensa por una transnacional codiciosa afectada por el triunfo del consorcio formado por Petroperú y la empresa noruega Discover.

Sin embargo, expertos petroleros apuntan que un hombre conocedor de las maniobras de las empresas del rubro, tenía que saber que algo andaba mal con Discover si León Alegría era su promotor.

Saba se hizo conocido en 1995 cuando era miembro del Comité de Privatización de Petroperú y filtró a la prensa información sobre cómo el Banco Mundial monitoreaba la venta de la petrolera estatal.

Cuando salió del comité, corrió la voz de que había renunciado porque estaba contra la venta de Petroperú en partes, pues pensaba que tenía que venderse como una sola empresa integrada.

En la última campaña presidencial fue vocero del Partido Nacionalista en asuntos energéticos y candidato al Congreso y planteó renegociar los contratos del gas de Camisea y todos los demás firmados por el gobierno de Fujimori.

Señaló que el Perú debía recuperar su dominio sobre el crudo en el subsuelo, la boca del pozo y la puerta de la refinería.

Teniendo en cuenta esas posiciones, causó sorpresa cuando, de la noche a la mañana y luego que Alan García asumió la Presidencia, Saba abandonó al nacionalismo y, cual congresista tránsfuga, se enroló en la nueva administración, que le encomendó la presidencia de Perupetro.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.