“Robaluz” puede ser vacado

Recibos pagados a Hidrandina, un acta de su manifestación ante las autoridades judiciales y un comprobante de Registros Públicos que certifica su dirección, es todo lo que constituye la defensa del congresista aprista Mario Alegría para rechazar la sentencia que le fue impuesta por robar energía eléctrica. Sin embargo, nada de ello sirve para dejar sin efecto una condena que está vigente y que puede determinar su desafuero.

| 20 octubre 2009 12:10 AM | Política | 593 Lecturas
Congresista aprista debe aclarar por qué no firmó cuaderno judicial, dice Decano del Colegio de Abogados de La Libertad.

Más datos

Decano del CAL, Manuel Montoya, sostiene que “dadas las condiciones (no haber sido rehabilitado) cualquier persona puede reabrir o continuar el caso y denunciar a Mario Alegría y por supuesto que puede ser vacado de su cargo”.

DETALLE

El decano del Colegio de Abogados de La Libertad, Manuel Montoya, afirma que el juez no ha revertido la pena condicional en pena efectiva contra Mario Alegría porque “la familia Alegría es muy influyente en La Libertad. Arturo Alegría, el padre del congresista, es un alto dirigente aprista. Todo eso ha influido para favorecer al parlamentario, porque si se tratara de gente humilde le aplican todo”.
593

El último viernes en el noticiero “Jaque Mate“, de Radio La Exitosa de Trujillo, Alegría admitió haber incumplido las exigencias que la justicia le impuso en la condena, por simple desinterés y porque rechaza la sentencia, pese a que ésta fue ratificada. Las exigencias señaladas en la condena del 23 de noviembre del año 2000 son las siguientes: “cumplir con el pago de cien mil soles por concepto de reparación civil a favor del agraviado, mantener buena conducta, tener un trabajo lícito, comparecer personal y obligatoriamente al juzgado el último día hábil de cada mes a fin de justificar sus actividades, no cambiar de domicilio, firmar asistencias”. Por no cumplir varias de estas exigencias la situación de Alegría se complicaría.

Así lo explicó el decano del Colegio de Abogados de La Libertad, Manuel Montoya. “El artículo 59 del Código Penal señala que una persona cuando tiene una sentencia de carácter condicional (en este caso Alegría) está obligado a ciertas reglas restrictivas que tiene que cumplirlas. Si no las cumple, el juez lo amonesta. Si a pesar de esa condicionalidad persiste en el incumplimiento, si nunca se presentó ni firmó ante el juez, entonces el magistrado puede proceder a ponerle una pena de carácter restrictiva y puede reactualizar el proceso; por tanto, este caso no ha prescrito, porque está pendiente que él cumpla las exigencias de la pena”, manifestó Montoya.

Luego añadió que Alegría “debe justificar sus faltas en lugar de pretender que la pena prescriba”. Montoya agregó que “el congresista aprista tiene que firmar ante el juez, está bajo una sanción penal y es una causal para poder ser vacado, y tiene en todo caso que demostrar que el Poder Judicial ya lo rehabilitó, pero para eso tiene que cumplir con todo lo señalado en la condena”.

Carlos Chávez
Colaborador


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD